LA BÚSQUEDA DEL NUEVO DIRECTIVO

Hemos hablado mucho en este blog de digitalización, de las nuevas profesiones, de la industria 4.0, del nuevo rol de los responsables de Recursos Humanos al gestionar los nuevos talentos… de muchos temas de la actualidad diaria de las empresas. Pero me percato de que hay una figura importante en este proceso de transformación que vivimos de la que no hemos hablado y que   es protagonista también en ella, aunque más indirectamente: el “headhunter”. Ellos también deben transformarse para enfrentarse a selecciones de personal para cubrir nuevos perfiles con nuevas exigencias y responsabilidades. ¿Cómo detectar los nuevos talentos directivos necesarios en empresas tan cambiantes?

Los candidatos a directivos 2017 se enfrentan a situaciones en las que deberán demostrar que son líderes de los procesos de transformación digital, deben tener una visión muy clara de ese proceso y de los objetivos de la compañía, demostrar flexibilidad para adaptarse a la innovación ,saber detectar y potenciar los nuevos talentos y demostrar capacidad para motivar.

Es decir, se buscan líderes de los grupos humanos que protagonizan toda esa transformación que, en realidad, trata de personas, no solo de tecnología de modo que necesitan demostrar cualidades como flexibilidad, capacidad de adaptación al cambio, ejemplaridad, capacidad para gestionar la diversidad y no solo en cuanto a género porque también hay que considerar los nuevos condicionantes de razas, religión, generacionales, distintos modelos de relación con la empresa… Todas ellas son solo algunas de las cualidades que habrá que buscar en los actuales directivos.

Los directivos tendrán que saber satisfacer las inquietudes de equipos muy diversos, ofrecer planes profesionales personalizados que ilusionen y provoquen la permanencia cuando los cambios profesionales son más rápidos que nunca y ya no se valora tanto la permanencia en una empresa sino la propia carrera profesional.

Antonio Núñez Martín, autor de El líder ante el espejo, afirma que las empresas buscan buenos profesionales que sean también buenas personas, que las cualidades humanas cada vez más inclinan la balanza. En su libro, escrito tras realizar 70 entrevistas, define algunas de las cualidades necesarias en un líder y entre sus comentarios me llama la atención que afirma que es necesario no solo ganar la admiración sino también el afecto y para ello hay que ayudar al desarrollo de las personas del equipo. Comparto aquí algunos otros consejos que me han parecido interesantes como tener visión estratégica con prudencia, alinear a todas las personas alrededor de un objetivo común, tener perspectiva, visión global, ser apasionadamente curioso, ser ejemplar y comunicar bien porque lo que no se comunica prácticamente no existe y, desde luego, no se conoce. Con esa comunicación debe ser el puente entre sus colaboradores y entre su equipo y el resto de la empresa y la sociedad. Finalmente, me quedo con que hay que ser flexible, adaptarse al cambio, y saber ser eficiente y gestionar los tiempos.

Yo diría también que esos directivos deben ser digitales, conscientes de que deben tener una presencia en las redes sociales ya que se entremezcla su marca personal con la de su empresa. Deben componer su nuevo perfil.

Os sugiero dos informaciones interesantes:

http://cincodias.com/cincodias/2016/12/29/empresas/1483029835_770496.html

http://www.larazon.es/economia/antonio-nunez-las-empresas-piden-gente-buena-y-ademas-buena-gente-ME14239894?sky=Sky-Enero-2017#Ttt1Whqhy1mJmOic

 

 

 

DIGITALES, EXCELENTES Y VICEVERSA

 

logistica4-08

Todos los días gestionamos o nos divertimos con esos nuevos conceptos que se han instalado en nuestras vidas: Big Data, realidad virtual, realidad aumentada, cloud computing, Internet of Things ya son parte de nuestro vocabulario cotidiano y unos más y otros menos se manejan en su trabajo o en su ocio utilizándolos de la mejor manera. Pero en nuestras compañías, ahora, deberíamos plantearnos cómo entramos en una segunda etapa de esta nueva realidad digital, la de gestionarla con Excelencia. Leer más…

NUEVO AÑO, NUEVA ECONOMÍA

robot

LD

Año nuevo. Momento de predicciones. Pocos años han comenzado con tantas apuestas sobre lo que va a ocurrir en economía y en el panorama internacional. Quizá por tanta sorpresa que hubo en el año pasado o por la velocidad de los avances tecnológicos. Pero en lo que coincide la mayoría de observadores y analistas es en que la innovación y la tecnología van a seguir asombrándonos y van a marcar el camino de una nueva economía que se basa en conceptos nuevos como el tráfico de datos o la inteligencia artificial. Leer más…

¿Y SI EL BIG DATA FUERA EMOCIONAL?

 

Una sesión interesante sobre Liderazgo fue la que nos ofreció recientemente la Fundación Rafael del Pino en la presentación del libro “El líder ante el espejo” de Antonio Núñez. Un diálogo entre estudiosos del nuevo Liderazgo en el siglo XXI y en la cuarta revolución industrial a lo largo del cual pudimos plantearnos nuevos conceptos sobre el Líder que necesitamos ser ante los nuevos retos.

Me llama la atención el concepto de Big Data emocional por contraposición al Big data que tenemos que gestionar en nuestras compañías. Ese primero es el Big Data del que se comienza a hablar y que no solucionan las máquinas ni los robots, el derivado de que las personas afronten la transformación de sus ámbitos laborales, de sus propios roles, de las nuevas tecnologías, de los nuevos conceptos de trabajo, del acceso a tanta información y de la diversidad de género, edad y talento en las organizaciones. Hay situaciones que no van a solucionar las máquinas por muy sofisticadas que sean y por eso comenzamos a oír hablar de ese Big Data emocional.

No podemos olvidar que los cambios son constantes. Las nuevas tecnologías suponen nuevos retos para todos y, por qué no, nuevas emociones que gestionar en los equipos. La avalancha de información -el 90% de los datos que manejamos hoy se ha generado en los dos últimos años- obliga a un liderazgo dinámico en el que debemos gestionar estrategias a ritmos cambiantes, con el foco a medio plazo, pero, al mismo tiempo, atentos a cambios vertiginosos constantes.

Las personas siempre seguirán siendo el punto imprescindible de nuestras organizaciones y el líder tendrá que saber motivarlas, gestionar su talento, comunicarse, fomentar su formación y ser coherente para retener su confianza, además de ser un guía imprescindible en innovación. Debemos aprender a gestionar carreras de personas que no les importa cambiar más a menudo de trabajo, que exigen carreras profesionales dinámicas y también conciliación y nuevas fórmulas de trabajo que, de nuevo, nos permite la tecnología.

Parece que no es tiempo para que los líderes descansen.

ESPERANDO A NUESTRO ROBOT

Ya sabemos que la robótica va a entrar de lleno en la logística y creo que en este blog dejamos constancia periódicamente de la influencia de las nuevas tecnologías en la industria, y más concretamente de los robots en la industria 4.0. Hoy lo recuerdo al hilo de un importante estudio publicado sobre robótica e inteligencia artificial que afecta de lleno a este sector en el que ya empezamos a familiarizarnos con esas imágenes de un robot circulando por una nave industrial. Una secuencia pronto muy familiar si tenemos en cuenta algunas cifras como la de los 15.000 robots que Amazon tiene ya desplazándose por sus almacenes.

Leer más…