PEQUEÑAS Y RESPONSABLES

 

Sin perder de vista a las pymes. Algo así sería el tema que quiero compartir hoy; más bien una reflexión sobre lo que he hablado en muchas ocasiones de la necesidad de actualizar y cuidar la Responsabilidad social corporativa que debe ajustarse a los nuevos parámetros, pero en relación con las pymes.

Sería la ocasión de mencionar que no se trata de esa responsabilidad social corporativa con mayúsculas que se traduce en grandes proyectos de nuestras grandes empresas; también las pequeñas y medianas deben tenerla en cuenta y, a propósito de ello, me gustaría mencionar el trabajo Guía de Buen Gobierno para pequeñas y medianas empresas del Consejo General de Economistas y Cepyme.

Veo que se han desarrollado doce principios básicos y veintiséis recomendaciones y que se habla de la necesidad de la autoevaluación lo que me lleva a considerar que resulta necesaria la apuesta por la Excelencia que surge después de una autoevaluación. La Excelencia que nos va a llevar a ser competitivos de manera sostenible y el buen gobierno es una ventaja competitiva para sobrevivir y continuar adelante en nuestras organizaciones.

El tema cobra especial importancia en nuestro país porque, atendiendo a los datos a enero del año 2016 de que en España hay 3.232.706 empresas, de las cuales el 99,88% son pymes de menos de 50 empleados, y a que el 95% del total de las empresas son micropymes (casi el 3% más que en la Unión Europea), queda claro que todas las iniciativas para fomentar esos códigos de buen gobierno en ese sector deben ser más que bienvenidas.

A pesar de ser pequeñas, sus líderes se han reconvertido para competir en un mercado global y, en ese nuevo escenario en el que se desenvuelven, la RSC les aporta precisamente valor y competitividad; se enfrentan a una nueva competencia a la que se hace frente mejor guiándose por los principios del buen gobierno. De hecho, hay países que apuestan por no trabajar o comerciar con empresas que no presenten informes o memorias con proyectos de responsabilidad social, con códigos de buen gobierno implementados. Ese es el nuevo mercado para todos.

Aunque a menudo se plantean las dificultades de invertir en RSC por parte de las empresas pequeñas, también es cierto que es algo muy valorado por sus empleados porque un 82% de ellos valoran positivamente la ética y la RSC en sus organizaciones. Lo señala así un informe de la Universidad Pontificia de Comillas. Por su tamaño precisamente son empresas muy cercanas y muy presentes en la vida cotidiana a menudo; su responsabilidad y su acción social tienen un impacto rápido y cercano.

Por otra parte, parece lógico pensar que una estructura pequeña permite ser más ágil y flexible lo que puede suponer muchas ventajas cuando se trata, por ejemplo, de favorecer la conciliación de los empleados. Trabajar con flexibilidad no debe perjudicar los resultados, más bien al contrario, y las organizaciones con pocos empleados lo tienen más fácil en ese sentido.

Porque en las prioridades de la gestión hoy en día tendrán que referirse a la diversidad, la conciliación, la digitalización, a la transparencia, factores todos relacionados con esa excelencia y competitividad y, finalmente, con el Buen Gobierno.

LA LOGÍSTICA ES COMPETITIVIDAD

He hablado en más de una ocasión de la revolución de la logística. Ese cambio de “lo quiero ahora” o “lo quiero ya”, el nuevo hábito de los consumidores que ha traído la tecnología, lo que está detrás de toda esta revolución. Y hoy podemos considerar algunos datos que pueden quitar las prevenciones y los miedos sobre que la tecnología nos a va a quitar el trabajo. Resulta que este sector de la logística y el transporte van a ser, en 2018, el que más puestos de trabajo genere.

De modo que, entrando en el verano, podemos pensar que ya no se trata solo de que se cree trabajo en el sector de la hostelería y el turismo, sino también en la logística y el transporte que suponen casi el 8% del PIB español: Se estima que para 2018 este sector mueva nada más ni nada menos que 11.000 millones de euros y abarque 900.000 empleos. Durante el año pasado, la cifra de negocio del sector de la logística y el transporte creció un 6,5%.

Y para más optimismo, según el Observatorio del Transporte y la Logística en España, el sector lleva creciendo cuatro años seguidos y crea empleo cada año por encima del 2%.

Estos datos tan prometedores acompañan a los asistentes y organizadores de la Feria SIL Barcelona –“Logística e Industria 4.0”- que se ha celebrado la pasada semana y que ha dejado en evidencia que ya no hay empresa competitiva sin una logística adecuada y también competitiva. La que se refiere a traernos una cena a casa hasta la de las grandes fábricas.

Es cierto que el propio sector tiene su propia revolución pendiente en algunos aspectos para dejar de ser la profesión “invisible”, con puestos de trabajo de poca cualificación y para transmitir la de ser un sector que crea riqueza y aporta competitividad. Algo, esto último, que la tecnología ha permitido, aunque todavía queda camino por recorrer ya que solo el 19% de las empresas europeas de logística y transporte utilizan Big Data y queda pendiente renovar el perfil de los trabajadores del sector que se deben ajustar a la utilización de las nuevas tecnologías.

Resulta que la logística aporta tanta competitividad que se ha convertido en un sector clave; resulta que es uno de los sectores más influidos por los avances tecnológicos; también de los que más impacta en los resultados de las compañías. Según la Comisión Europea es una de las “palancas clave” para conseguir una mejora del 10% en la eficacia de movilidad y ahorrar hasta 100.000 millones de euros.

No se puede olvidar que detrás de todo ello, en gran parte, se encuentra el comercio electrónico, las compras desde el sofá, el capricho por teléfono, la revolución de las compras desde la pantalla; la facturación del comercio electrónico en España ha aumentado en el tercer trimestre de 2017 un 26,2 por 100 interanual y se ha alcanzado los 7.785 millones de euros.

En este momento, somos la ventaja competitiva. Estamos en primera línea, con los retos y los resultados que eso conlleva.

 

PANORAMA PARA JÓVENES

 

En este momento de fin de curso escolar, de recoger resultados y adecuar los planes a esos resultados, jóvenes y familias se plantean muchos proyectos que tienen que ver con la educación; y en ese escenario conviene recordar que el mundo empresarial está cada vez más relacionado e involucrado en el de la enseñanza, especialmente la enseñanza superior, el vivero de donde van a salir muchos miembros de sus plantillas. Leer más…

EN LOS MEDIOS, SOBRE LOS RETOS DE LA LOGÍSTICA

Comparto hoy mis opiniones y proyectos sobre la logística 4.0, la revolución en nuestro sector por la transformación digital, cómo situamos al cliente en el centro de nuestros proyectos, nuestros sistemas IT y cómo, para poder hacer frente, a este tsunami optamos por Metodologías Agile. Espero aportar opiniones útiles en esta entrevista en Sector Ejecutivo que añado en este documento.

entrevistasectorejecutivo

EN LOS MEDIOS PARA HABLAR DE COMPETITIVIDAD

Con motivo de la presentación del Código de EJE&CON, Código de Buenas Prácticas para la Gestión del Talento y la Mejora de la Competitividad, hemos podido contar en RRHH digital nuestra visión de cómo se mejora la competitividad cuando se apuesta por el talento sin género y la integración de las mujeres en los puestos directivos.

Os remito a este enlace para ver el video:

http://www.eds21.tv/videos/7wmpoattsl3pamhs.mp4

Y EL AEROPUERTO SE CONVIRTIÓ EN CIUDAD

   

 

En varios de los primeros posts de este blog hablé de los aeropuertos del futuro; de los espacios aeroportuarios que iban a cambiar tanto que se iban a transformar para dejar de ser lugares de paso y convertirse en centros de ocio.

Y bien, la realidad ya nos ha atrapado. No hace falta viajar mucho por aeropuertos del mundo para comprobar que el de Adolfo Suárez-Madrid Barajas es uno de los más modernos y vanguardistas y que sus zonas de ocio despuntan en comparación con muchos otros igual que su volumen de pasajeros y su posición de enlace entre América y Europa.

Pero eso es solo una punta de lanza de lo que se prevé para este aeropuerto según el Plan Inmobiliario que ha presentado en Madrid el Ministro de Fomento y que es un auténtico reto para los que nos ocupamos de su logística.

En realidad, hablamos de una ciudad aeronáutica que incluirá las instalaciones aeroportuarias pero también será la sede de Aena, Enaire, un Museo Aeronáutico y de numerosas empresas que consideran ya que es un enclave adecuado para desarrollar su actividad desde ahí y con las instalaciones previstas. Para llevarlo a cabo se destinarán unos 3.000 millones y para hacernos una idea de lo que ocupará podemos pensar en una superficie de diez veces el Parque del Retiro.

Otros países también se han mentalizado de que deben aumentar su capacidad aeroportuaria como, por ejemplo, Turquía que proyecta el nuevo aeropuerto de Estambul para 200 millones de pasajeros; o el de México quiere pasar de 42 a 70 millones de pasajeros al año. Ambos entre los proyectos más novedosos. Y no se puede dejar de mencionar a la ampliación del aeropuerto de Dubai, que se construye con la mira puesta en la Expo de 2020, y que en los próximos años prevé un tráfico de 220 millones de pasajeros al año. Forma parte del Dubai World Central, una impresionante ciudad aeroportuaria quese finalizará en 2028 y ocupará 140 Km2.

Este aeropuerto pasará a ser un motor de actividad económica, un hub empresarial global, y ni que decir tiene que será un polo logístico importantísimo de última generación en el que se potenciará la carga aérea y la logística más tecnológica e innovadora. El proyecto presentado contará con parques con servicios logísticos integrales, truck center, servicios al transportista, puntos de control y seguridad, estacionamientos y oficinas de apoyo; naves de carga en primera línea y almacenes de distribución, así como industria ligera, biofarma y perecederos, entre otros.

De hecho, se multiplicará por diez la zona de hoteles, restaurantes, oficinas, empresas, y zonas de ocio que deberían dejar irreconocible al aeropuerto que todos frecuentamos ahora y en el que abundarán los transportes públicos y sostenibles.

Se podría decir que se pone en marcha un proyecto aeronáutico que puede ser un dinamizador económico de la región y situar a Madrid en un lugar destacado en una liga de aeropuertos modernos por su logística, innovación, conectividad y creatividad.

El Aeropuerto del futuro se asoma por aquí.