BUEN GOBIERNO: Y POR AQUÍ ¿QUÉ OCURRE?

 

En el pasado post comentaba algunas novedades que ocurren en los países de nuestro entorno sobre Buen Gobierno Corporativo. Hablaba de las nuevas preocupaciones en la gobernanza de las compañías que se referían, de forma destacada y entre otros aspectos, a la necesidad de gestionar a largo plazo, a la transparencia, la apuesta por la Sostenibilidad, la diversidad, los Códigos de autoregulación… Nuevos criterios que se van incorporando a la actualidad de los Consejos donde tendrán mucho protagonismo en el futuro.

Sin duda, en estos Consejos que se transforman a buen ritmo para no perder el tren que les marcan accionistas, directivos y clientes, las variaciones en la retribución de los consejeros es tema importante. Precisamente al respecto, leo una información en el diario Expansión que menciona cómo se han rediseñado las retribuciones de los directivos para acomodarlas al desarrollo sostenible y la nueva gobernanza. Son las empresas del IBEX las que se han adelantado en este proceso al relacionar retribuciones de directivos con sostenibilidad y buen gobierno.

Entre las compañías que abordan este asunto se encuentra Acciona, Ferrovial, Iberdrola, Red Eléctrica de España, Endesa o Enagas entre otras. En la actualidad, las retribuciones de los directivos están ligadas a nuevos proyectos concretos, relacionados con áreas muy diversas, como la seguridad de los empleados, la buena relación con los grupos de interés, la salud de los empleados, la reducción de emisiones de Co2, el índice de frecuencia de accidentes laborales, la eficiencia y calidad del servicio, el gobierno corporativo y la sostenibilidad, el desarrollo de iniciativas de RSC, cumplimiento de programas de sostenibilidad con parámetros de ecoeficiencia, auditorías a proveedores, control de vertidos en el marco del Compromiso de Vertido Cero…

También se contabilizan la orientación y vinculación de los clientes y su satisfacción, eficiencia energética, la sostenibilidad de la cadena de suministro, la no discriminación, el compromiso de los empleados, la satisfacción de los clientes o el voluntariado, el grado de cumplimiento de las recomendaciones del Código de Buen Gobierno y el alineamiento con las mejores prácticas internacionales; y los avances en la implantación de los programas de diversidad y cumplimiento.

Es decir, la innovación en la gestión de los Consejos manda incorporar toda una serie de parámetros no financieros que aportan valor a la compañía y que me llevan a preguntarme cómo se miden con eficacia y cómo se contabilizan los resultados concretos que se obtienen con ellos porque de forma concreta deberán reflejarse en esas retribuciones.

Un aspecto más de estos nuevos consejos de administración que se adaptan a la globalización, la digitalización y el nuevo valor que debemos aportar desde las compañías.

 

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleTODOS ANTE EL ESPEJO