EN LA TORMENTA DE LAS REDES SOCIALES

Hace ya algún tiempo que todos dedicamos tiempo a nuestros nuevos perfiles, los que hemos definido en las Redes Sociales. La potencia de la red y de la tecnología ha irrumpido a través de ellas en nuestra esfera privada y también en las empresas y me gustaría comentar hoy por qué se han convertido en una tormenta, en un fenómeno que arrastra muchas cosas a su paso dentro de nuestras organizaciones.

Las Redes Sociales son un efecto inseparable de la transformación digital de las empresas y, por tanto, deben formar parte en este momento de las estrategias de las compañías. En un primer momento,  hubo algunas  que no aceptaron plenamente este protagonismo y llegaron a bloquear su utilización a sus empleados por el temor a que la competencia tuviera mucha información de la organización o porque los competidores detectaran dónde se encontraba su talento o, simplemente, porque era una novedad difícil de controlar y podía suponer una pérdida de tiempo laboral de los empleados.

Pero este miedo al “medio social” es absurdo por incontrolable y en este momento debemos “resetearnos” para utilizarlo a nuestro favor y pasar a ser proactivos situándolo dentro de nuestras estrategias. Debemos controlar esta tormenta y no sentirnos arrollados por ella. Conviene que, guiados por la tecnología y en plena transformación digital, dirijamos hacia Social Media y movilidad nuestra inversión.

Leer más…

¡FELICES FIESTAS A TODOS!

 

Se acercan los días de Navidad y por primera vez dispongo de este blog para felicitar estas fiestas. Durante los últimos meses hemos compartido muchas cosas interesantes que están ocurriendo en la empresa, la industria y en el mundo de la tecnología y espero que sigamos así en el próximo año. Os deseo a todos unos días muy felices y un muy feliz año 2015 que espero sea muy próspero.

la foto-1

SÍ QUE NOS GUSTA LA TECNOLOGÍA

Este post es a propósito de las mujeres y las TIC Y lo primero que me gustaría decir es que a las mujeres también nos atrae la ciencia y la tecnología y todas las posibilidades que ofrece de mejorar las empresas o la sociedad. Pero, al parecer, en este campo, la realidad que vivimos plantea algunos desequilibrios. Lo que a muchos nos parece evidente, en el día a día se ha plasmado en un reciente estudio de la UOC “Género, ciencia y tecnologías de la información” que resalta la escasa presencia femenina en los ámbitos de la ciencia, la ingeniería y la tecnología. Sus autores consideran que el camino de chicos-tecnología/chicas-ciencias sociales se establece prácticamente desde el colegio y es difícil de romper.

Por otra parte, un estudio también reciente del Instituto Ferial de Madrid, refleja que la presencia de las mujeres en las TIC disminuye según sube la categoría profesional. En puestos operativos representan el 40%; en los técnicos, el 24%; en los mandos intermedios, el 20%, y llegamos a la dirección, con un 11%.

Pero también es cierto que esto ha comenzado a cambiar, que aumenta el número de directivas en las TIC y también que hay llamativas excepciones en el mundo de la tecnología, mujeres que consiguen grandes éxitos en este área como es el caso de Ana Maizquez, tercer premio a la mujer más innovadora de la unión Europea en 2014 por su trabajo en neurociencia. Leía recientemente que eta ejecutiva dirige una empresa, de ámbito internacional, especializada en la investigación e innovación ligada al espacio y la neurociencia. Trabaja con éxito en tecnologías que leen la actividad cerebral y la estimulan con aplicaciones para detectar crisis epilépticas o estados cerebrales en una sala de urgencia, en programas para niños con hiperactividad, inyecciones de corrientes eléctricas para una más rápida recuperación después de un ictus, o una plataforma de telemedicina. Abre horizontes a interaccionar con la mente y asegura que la estimulación cerebral va a ser un campo con mucho futuro. Como en el caso de muchos emprendedores, su peripecia personal ha pasado por alguna quiebra.

Contamos por tanto con aportaciones brillantes de las mentes femeninas a la vanguardia en tecnología desde aquellas pioneras tan desconocidas como Ada Lovelace, hija del poeta Lord Byron, creadora del primer programa informático de la historia o Edith Clarke que en 1921 patentó una calculadora gráfica utilizada para solucionar problemas sobre líneas de transmisión eléctrica.

Para que esos casos puntuales crezcan en nuestro tiempo, la Comisión Europea ha creado una asociación con diferentes organismos involucrados en este campo que debe corregir los porcentajes muy bajos de mujeres interesadas en trabajar en el sector digital porque considera que si el número de mujeres igualara al de hombres, el Producto Interior Bruto europeo podría crecer cada año unos 9.000 millones de euros.

                           ————————————————————————

MI COLEGA DE KUALA LUMPUR

Ya puedes decir que tu colega de trabajo está en Kuala Lumpur, y también en el pueblo de al lado. Porque de nuevo la tecnología, con el teletrabajo, se nos cuela incluso en nuestra propia casa para cambiar nuestras vidas y nuestra forma de trabajar, para facilitarnos rendir cuentas y ser productivos para nuestras compañías. Todos hemos visto este verano a más o menos gente enganchada en algún momento a sus portátiles, o chequeando algún asunto de trabajo cerca del mar o en la montaña.

El teletrabajo, dicen los expertos, es una tendencia al alza imparable. Según los últimos datos de la consultora estadounidense International Data Service, compañía de Massachussetts especializada en tendencias del mercado en tecnología, telecomunicaciones y tecnología de la información, antes de que finalice el año 2015,  el 37,2% de la población mundial activa -más de un tercio- trabajará de forma remota, especialmente en el continente asiático.

 telecommuting-149074-m

Teletrabajo no es solo trabajar desde casa sino también desde un restaurante, un refugio o un emplazamiento desconocido. Es lo que nos trae la aplicación de las nuevas tecnologías que permiten mayor productividad y también menos costes a las empresas. También abre un nuevo modelo de relaciones en las organizaciones que hay que gestionar. Nuevos paradigmas que llegan para quedarse aunque la crisis actual también deje cierta huella en este campo.

En un informe de la compañía tecnológica NetApp, se recoge que el 87% de los directivos aprecian un aumento de la productividad de los teletrabajadores respecto a los empleados de oficina de entre el 5 y el 25%, y que 25 horas trabajando desde casa equivalen a 40 horas en la oficina. Según el INE, en España el 21,8% de las empresas cuenta con programas de trabajo a distancia. Los españoles tenemos más resistencia a no estar presentes “en nuestra silla” y “en nuestro puesto” y en poder saludarnos, y ver y ser vistos en horario laboral, que en otros países. Pero las empresas vamos a asumir  que es una nueva forma de trabajo con el que hay que contar cada vez más, que reduce nuestros costes y nos permite integrar la figura cada vez más numerosa del trabajador autónomo. Pero tenemos que idear fórmulas de gestión y control que eviten “el síndrome del pijama”, el aislamiento de estos colaboradores fomentando encuentros que establezcan ciertos vínculos con la sede de la organización y el resto de trabajadores, y en previsión de problemas de disciplina, control o rendimiento. Podemos retener talento ofreciendo mejores condiciones y flexibilizar nuestra organización.

La tecnología viene en nuestro auxilio con la comunicación –videoconferencias y otras herramientas- para fomentar esta práctica que en otros países ya despegó hace tiempo. En Reino Unido asciende a más del 90% y a un 30% en Alemania.

 

Aunque muchos cibertrabajadores, defensores de esa jornada laboral en casa, recomiendan también alternarla con la fórmula fuera: café, bollo y trabajo.