ECOSISTEMAS DIGITALES

A. M. MADRID.

La importancia de la implementación de las nuevas tecnologías en las compañías de todo el mundo es

ya una realidad. De hecho, los expertos están comenzando a observar una tendencia por la que las em-

presas están aprovechando las relaciones con otras firmas digitales, así como clientes o dispositivos co

nectados a sus redes, para crear los denominados “ecosistemas digitales” y buscar fuentes alternativas

de ingresos, según el informe AccentureTechnology Vision 2015.

.

En particular, este concepto está relacionado con la idea de que las firmas dejen atrás las fronteras que

les limitaban en el pasado y se adentren en el universo digital, de tal forma que puedan compartir sinergias

con otros.De esta forma, estas compañías están combinando su experiencia sectorial con el gran poten-

cial de la tecnología digital para redefinir sus respectivos mercados.

Así, dejarán de operar como compañías independientes y ampliarán sus posibilidades de negocio.

Esta tendencia ha sido confirmada por cuatro de cada cinco directivos de tecnologías de la información. De hecho, el 60 por ciento de los ejecutivos consultados afirmaron que tenían previsto establecer

nuevas alianzas con empresas de sus propios sectores.

En palabras del director de Tecnología de Accenture, Paul Dau, Los ‘ecosistemas digitales’,una opción

para lograrnuevas fuentes de ingresos. El 60% de las firmas buscan alianzas con otras del mismo sector, según Accenture. En particular, el 74 por ciento utiliza –o tiene previsto usar– plata- formas sectoriales para integrar da-

tos de otras firmas digitales o clientes. Así se mejora, además, la competitividad con el resto. Por último,

desde Accenture apuntan a cómo las máquinas y las personas unirán sus fuerzas y deberán hacermásco-

sas juntas.

Así, el 77 por ciento cree que, en tan sólo tres años, las empresas tendrán que dar tanta importancia a

la formación de sus máquinas como a las de sus empleados -por ejemplo, usando software inteli-

gente, algoritmos y aprendizaje automático-.

Transformación a gran escala “En lugar de mirar hacia dentro y tratar únicamente de mejorar sus

propias operaciones, las empresas líderes miran hacia fuera para crear ecosistemas digitales y formar par-

te de ellos”, explicóDaugherty. “Ahora que la tecnología digital es ya parte de su ADN, las empresas están expandiendo sus límites y explotando un ecosistema mayor de negocios digitales para definir

la próxima generación de sus productos, servicios y modelos de negocio, lo que hará que la transformación tenga una escala mucho mayor”, añadió gherty, “en lugar de mirar hacia dentro y tratar únicamente de mejorar

sus propias operaciones, las empresas líderes miran hacia fuera para crear ecosistemas digitales y formar parte de ellos.Ahora, están empezando a comprender la importancia de vender no sólo productos

y servicios, sino resultados. Para eso, tendrán que integrarse en el mundo digital, que se extiende a clientes, asociados, empleados y sectores”. Cinco tendencias novedosas.

Este proceso de digitalización de las compañías se estámanifestando,además, a través de otras tendencias.

En primer lugar, destaca la aparición del “Internet personalizado” de lo que se aprovechan las firmas

para atraer nuevos clientes (por ejemplo, dispositivos wearables, televisores conectados).

En segundo lugar, el informe de Accenture apunta a la denominada “economía de resultados”. En

otras palabras, la gestión de los datos de los clientes por parte de las compañías para lograr beneficios

en su cuenta de resultados.De hecho, el 84 por ciento asegura que los dispositivos integrados en productos les permite tener más información sobre el uso que se les da y sobre los resultados que quieren los

clientes.Una forma mejorar las relaciones con los clientes y anticiparse a lo que ellos desean.

También es reseñable la revolución de plataformas en las que las compañías se “mueven” en la actualidad. Enconcreto, se están aprovechando más la tecnología “en la nube”, así comodel impulso de los

dispositivos móviles.

Ochenta por ciento es el porcentaje de encuestados que ve como una realidad que los sectores se conviertan

en ‘ecosistemas’ digitales interconectados. 40 por ciento es la cantidad porcentual de

compañías encuestadas que desean asociarse con otras empresas digitales que trabajen en otros sectores.

48 por ciento. La competitividad por ser la mejor adaptada influye. Este porcentaje es el que desea colaborar con líderes en plataformas de tecnologías digitales.

EN MARCHA POR LAS TOP 100

logo

Como os comenté en este blog a comienzos del mes de febrero, está en marcha en este momento la votación para designar a las Top 100 Mujeres Líderes en España, y tengo la satisfacción de ser una de las candidatas en la categoría de Alta Dirección. Otras categorías que se están resolviendo también son: Académicas e Investigadoras; Directivas; Empresarias; Función pública, Institucional y Política; Medios; Pensadoras y Expertas; Revelación y Emprendedoras; y Tercer Sector.

Espero contar con el apoyo de los que seguís mis opiniones y mi trabajo en este blog y en las Redes Sociales. Es un apoyo importante por la satisfacción personal y también porque es un cauce para apoyar la visibilidad de las mujeres en puestos de responsabilidad.

www.mujeresycia.com

 

EN LA NUEVA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Un vistazo a la agenda de las últimas semanas me sitúa de un plumazo en muchos eventos que ocurren en estos momentos en el mundo de la empresa con algunos denominadores comunes. Todos tienen que ver, por supuesto, con la red y algunos con la presencia del mundo universitario en el sector de la empresa. Veo que se suceden road meetings sobre reindustrialización por numerosas ciudades; y también foros empresariales, como el del Club Excelencia en Gestión, que reclaman la presencia de autoridades universitarias porque la interrelación entre ambos sectores va a ser imprescindible para transferir el conocimiento de las facultades a la realidad empresarial. Y todo tiene que ver con la nueva revolución industrial.

Esa abundancia de reuniones deja patente que estamos en un momento crucial para la industria. En este cambio que no para de la revolución digital, las empresas se enfrentan a la necesidad de ser cada vez más competitivas lo que nos ha llevado, gracias a la tecnología, a la industria 4.0. Para que esta nueva revolución industrial se concrete con éxito, tendremos que apoyarnos en el Internet industrial de las cosas (Iiot), el que permite los nuevos modelos de negocio basados en la conectividad de máquinas inteligentes.

De la reciente reunión en Davos llegan datos interesantes como que el Iiot podría generar unos 14,2 billones de dólares en todo el mundo hasta 2030. Alemania podría aumentar así su PIB acumulado hasta 2030 en 602.000 millones de euros, por poner un ejemplo, un 1,7% más que las previsiones actuales; y el Reino Unido un 1,8% más. Son datos y previsiones alentadoras que se cumplirían si autoridades y empresas abordan las reformas necesarias para adoptar las nuevas tecnologías pero en esa misma cumbre se ha alertado de que eso todavía no ocurre ya que el 73% de las empresas no tienen planes concretos para ello. Todos los estudios refuerzan la idea de que la digitalización es la única vía para crecer y ser competitivos pero también hay que estar pendientes de la velocidad del cambio.

linea_fabricacion_1

La industria 4.0 ya está aquí, liderada por Alemania, después de las tres primeras revoluciones del motor de vapor, la electricidad y las tecnologías de la información. Las máquinas que intercambian información, se comunican entre ellas e inician acciones necesarias para conseguir el mejor producto, ya están aquí. En este nuevo escenario, los propios objetos avisan cuando están concluidos o si no están bien situados en la cadena de fabricación y los procesos también cambian puesto que la producción se hace sobre pedido y personalizada. La propia fábrica se podrá hacer sobre pedido.

 La fabricación adaptable, las instalaciones autónomas, la información en tiempo real de máquinas interconectadas y una fusión entre lo real y lo virtual definen las nuevas fábricas de la industria 4.0. El internet industrial de las cosas nos lleva a buscar más eficiencia, a recortar gastos pero también más adelante nos llevará a buscar nuevos mercados, nuevos talentos; debería llevar a las autoridades a crear las mejores condiciones para inversores globales; y traerá nuevos perfiles de trabajadores cada vez más cualificados y especializados.

 Para vencer reticencias de los profesionales que en este cambio de paradigma recelan de la infalibilidad de la conexión de sus objetos a internet, es obvio que habrá que invertir también en ciberseguridad para que esta revolución, además de revolucionaria, sea segura.

 

 

EN LA TORMENTA DE LAS REDES SOCIALES

Hace ya algún tiempo que todos dedicamos tiempo a nuestros nuevos perfiles, los que hemos definido en las Redes Sociales. La potencia de la red y de la tecnología ha irrumpido a través de ellas en nuestra esfera privada y también en las empresas y me gustaría comentar hoy por qué se han convertido en una tormenta, en un fenómeno que arrastra muchas cosas a su paso dentro de nuestras organizaciones.

Las Redes Sociales son un efecto inseparable de la transformación digital de las empresas y, por tanto, deben formar parte en este momento de las estrategias de las compañías. En un primer momento,  hubo algunas  que no aceptaron plenamente este protagonismo y llegaron a bloquear su utilización a sus empleados por el temor a que la competencia tuviera mucha información de la organización o porque los competidores detectaran dónde se encontraba su talento o, simplemente, porque era una novedad difícil de controlar y podía suponer una pérdida de tiempo laboral de los empleados.

Pero este miedo al “medio social” es absurdo por incontrolable y en este momento debemos “resetearnos” para utilizarlo a nuestro favor y pasar a ser proactivos situándolo dentro de nuestras estrategias. Debemos controlar esta tormenta y no sentirnos arrollados por ella. Conviene que, guiados por la tecnología y en plena transformación digital, dirijamos hacia Social Media y movilidad nuestra inversión.

Leer más…

LA TECNOLOGIA Y LOS CIBERCONSEJEROS

 

Una interesante conferencia en el Instituto de Consejeros-Administradores me ha alertado recientemente de que vivo en cinco dimensiones. Ni más ni menos. No se trata de una película de ciencia ficción ni de un recurso creativo en un discurso sino de la constatación de nuestra realidad actual plasmada en tierra, mar, aire, espacio y, ahora, ciberespacio.

Y eso me hace pensar que si nuestra vida y la de nuestras compañías no pueden sustraerse a esa realidad, con todas sus ventajas y sus peligros, habrá que reinventarse como ciberdirectivos y ciberconsejeros e ir por delante en ese proceso de digitalización que ya nos ha alcanzado, para controlar y dirigir nuestras empresas en lugar de dejarnos arrastrar por una realidad muy potente, muy arriesgada, y muchas veces invisible.

Trabajamos ya en un entorno difícil de aprehender, sin fronteras definidas, con plazos de tiempo que se cumplen a una velocidad de vértigo. Es un entorno con enormes vacíos de legislación y de toda esta situación surge una responsabilidad enorme de cara al futuro para nosotros y nuestros clientes.

Ya he escrito en alguna ocasión que éste es el tiempo de los Directivos digitales, diría también que el momento de los Ciberconsejeros, en el que éstos deben aprender nuevos contenidos, nuevas formas de gestión, nuevas herramientas y procurar que los directivos y sus colaboradores estén en primera línea en ese sentido para aprovechar una nueva realidad que, por otra parte, es enormemente rentable.

Los CEOs debemos dirigir, gestionar e impulsar la digitalización de nuestras compañías, aprender a optimizar nuestros negocios partiendo de ciberestrategias, utilizando cloudcomputing, maximizando el marketing digital, proyectándonos en las redes sociales, marcando nuevos e imprescindibles valores e integrando la tecnología en nuestra gestión aunque no seamos tecnólogos. Nuestro ecosistema ha cambiado y hay que desaprender muchas cosas.

Ante nosotros se abre un campo casi infinito de conocimientos nuevos, de sorpresas inimaginables por la tecnología, de cambios drásticos en las relaciones humanas en las compañías. La tecnología es hoy el núcleo esencial de los negocios y los líderes digitales serán inseparables de ella; hoy no se puede disociar tecnología de negocio. Para la generación de los ciberdirectivos y ciberconsejeros, implementar las nuevas tecnologías, en cualquier sector de actividad al que nos refiramos, va a determinar nuestro éxito como CEOS.

Toda esta revolución digital hace evolucionar a las grandes empresas y debemos plantearnos si los consejos están cambiando en esa línea al mismo ritmo y si los consejeros caminan acompasados con los nativos digitales que pueden tomar la delantera. Es tiempo de atraer nuevos perfiles y es tiempo de creatividad para digitalizar también el Top Management.

Los consejeros del mundo digital tendrán que saber anticiparse, ser muy ágiles al ser el entorno muy rápido; saber combinar la experiencia con la rapidez para adelantarse a los cambios. Las compañías tienen que asumir que sus consejeros solo pueden ser ya digitales para ir acompasados con la dirección, tienen que visionar oportunidades de negocio radicalmente nuevas, identificar retos que hace unos años ni se vislumbraban e incrementar la diversidad.

Este ciberconsejero del siglo XXI se transforma; procede de nuevos colectivos y generaciones; es holístico, casi diría que debe ser un renacentista en la red; es también social y global; tiene al cliente como centro del negocio más que nunca y si tiene algo de visionario para guiar a la empresa por negocios nuevos será imprescindible.

Gestionar en el ciberespacio ya no es una batalla de Starwars.

 

ALICIA EN EL PAÍS DE INTERNET (BLOG CAMINO HACIA LA CUMBRE)

hew-landing-cabecera

 Os propongo hoy mi última colaboración en el blog de Womenalia.

Si hubiera que rodar hoy una nueva versión de Alicia en el País de las Maravillas bastaría con fijarnos un poco en lo que son capaces de hacer los objetos cotidianos interconectados a nuestro alrededor. Los tecnólogos han bautizado a esta revolución como el Internet de las cosas (IoT) y aseguran que sólo ha empezado. Es impresionante saber que, aunque esta tendencia esté tan sólo comenzando a asomar la cabeza, ya nos está conduciéndonos a un cambio fundamental en nuestra vida y nuestras costumbres.

Resulta cada día más habitual el entrar en un restaurante o en tu propia casa y observar cómo un grupo de personas, que incluso comparten mesa, están absortas mirando su dispositivo móvil desde el que tienen acceso e interconexión con esas mismas personas, con otras o con cosas. Son los primeros síntomas de ese Iot que supone que vivimos conectados entre nosotros y con las cosas.

Las cifras resultan muy gráficas. En el año 2020 habrá 26.000 millones de dispositivos conectados y 30 billones de dispositivos inalámbricos y oportunidades de negocio que supondrán 14,4 billones de euros a nivel global. Las máquinas estarán conectadas entre ellas, Machine to Machine (M2M), y habrá millones de apps en millones de plataformas. Cuatro de cada diez nuevos empleos corresponderán a este sector que supondrá el 21% del PIB. En pocos años habrá más dispositivos que conectar que seres humanos.

Según estimaciones recientes, estos nuevos negocios digitales pronto alcanzarán un volumen semejante al de añadir al mundo una economía como la de Estados Unidos. En cualquier caso, independientemente de las cifras de negocio y las oportunidades que se abren, lo cierto es que el Iot va a traer grandes avances en la vida diaria, las ciudades y la industria.

Leer más…

LA TECNOLOGÍA QUE VIENE EN EL 2015.

La impresión 3D y la realidad virtual pueden empezar a crecer masivamente este año.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) —

Inteligencia artificial, robótica humana, biotecnología, autos inteligentes o vehículos voladores, software avanzado, impresión 3D, vestibles, nanotecnología, Big Data o realidad aumentada son algunos de los conceptos que la industria de la tecnología ha promovido durante los últimos años para demostrar el acelerado ritmo de la innovación en el mundo.

Pero para la mayoría de las personas gran parte de estas innovaciones se mantienen como meros conceptos, productos de nicho o tendencias de marketing usadas por algunas compañías de tecnología para generar más ingresos y utilidades.

Aun así tendencias como la realidad aumentada, la impresión en tres dimensiones, el Internet de las cosas y máquinas (robots) personales podría tener su primer golpe en el mercado masivo durante 2015.

Éstas son 4 tecnologías que podrían cambiar nuestras vidas para siempre.

1. Realidad aumentada

A sus 20 años, el californiano Lucky Palmer construyó un caso (o lentes) de realidad virtual para videojuegos ya que consideraba que la oferta existente era “frustrante” debido a su bajo contraste, alta latencia y rango de visión pobre.

Más que un capricho, la idea de Palmer se convirtió en Oculus Rift, uno de los proyectos más financiados en la historia de Kickstarter con más de 2.4 millones de dólares y en una compañía por la que Facebook pagó 2,000 millones de dólares en 2013.

Oculus no sólo revivió un mercado que se creía muerto, sino que obligó a la industria a repensar el uso de la realidad virtuales más allá de los juegos de video. Firmas como Samsung, Sony y Google tiene programas o dispositivos completos para competir en este nuevo segmento.

De acuerdo con la consultora KZero, el sector de consumo de realidad virtual (hardware y software) alcanzará un valor de 5,200 millones de dólares para 2018.

El sector explotará el próximo año, cuando la venta de dispositivos como el Oculus VR pasen de menos de 200,000 unidades en 2014 a más de 5.2 millones en 2015, para por fin rebasar los 23 millones anuales en 2018.

Los primeros mercados en ser impactados son los videojugadores y amantes del entretenimiento; sin embargo, la consultora estima que sectores como el educativo, salud y militar podrían verse beneficiados por esta tecnología.

2. Drones

Los drones no son un mercado o tendencia nueva; sin embargo, se espera que en 2015 su se expanda más allá del entretenimiento, seguridad y agricultura. Sectores como el retail, deportes e incluso medicina podrían comenzar a experimentar con el uso de estos vehículos.

Lux Research estima que en 2025 los drones para vigilancia de campos, riego o mapeo de hectáreas en agricultura alcance los 350 millones de dólares. Ese mismo año la venta de drones no militares podría rebasar los 25 millones de unidades.

De acuerdo con la consultora, 2015 será el año en el que los drones de uso civil comience su adopción masiva a medida que firmas como Parrot y DJI reduzcan los costos de los equipos, mejoren su alcance y control.

Aunque aún se necesita que los gobiernos legislen y regulen el sector, se espera que el uso de drones desarrolle una nueva economía. En los próximos años este tipo de vehículos no tripulados podrían llevar desde la pizza y productos que ordenemos por internet, hasta medicamentos o transformar la industria de la fotografía o cinematografía.

3. Impresión 3D

El 2015 no será el año en que todos los hogares tenga una impresora 3D, como si se trata de un microondas; sin embargo, el precio de estos equipos puede caer por debajo de 500 o hasta 300 dólares.

La consultora Gartner proyecta que la demanda de equipos de impresión 3D crecerá 98% durante 2015, y en 2016 duplicará el número de unidades como resultado de equipos a menor costo y mejores procesos de impresión.

Al mismo tiempo, su uso cambiará drásticamente industrias como la medicina, alimentos, automotriz y arquitectura.

Algunos expertos estiman que en el futuro no sólo podrás imprimir una funda de iPhone, tornillo o una prótesis de brazo, sino también la cena, órganos o hasta ropa.

4. Internet de las Cosas

La idea de que cafeteras, lavadoras, refrigeradores, termostatos, autos, y hasta la cerradura tengan conexión a Internet es cada vez más un producto que un concepto de mercado. Firmas como Cisco, IBM e Intel apuestan que Internet de las Cosas se convierta en uno de los mercados con mayores ventas en el mundo para 2020, con más de 3 billones (trillions) de dólares.

2015 marcará la masificación de conceptos como hogares, oficinas o ciudades inteligentes, en las que millones de dispositivos conectados a la red entregan información para mejorar las condiciones de vida de cada ciudadano.

Aún así el futuro de IoT, como se le conoce, todavía enfrenta varios desafíos a nivel global de regulación, procesamiento de información, privacidad e incluso de alcance de anchos de banda; sin embargo, la tendencia podría resolver problemas como congestionamientos viales, atención médica, problemas ecológicos y, de manera más personal, entregaría una mayor interacción y funcionalidad con nuestros dispositivos. Imagina un futuro en el que tu refrigerador haga el súper por ti con base en los alimentos que se hayan acabado o estén por terminarse.

 

 

 

http://m.cnnexpansion.com/tecnologia/2014/12/29/la-tecnologia-que-nos-cambiara-la-vida-en-2015

¿SIN RED EN LA RED?

Este mes de diciembre, Angelina Jolie y James Bond han recibido sendos disgustos cuando un hacker ha entrado en los ordenadores de Sony y han salido a la luz los comentarios despectivos de un ejecutivo de la empresa hacia la artista, y también se ha conocido el guión de la próxima entrega del espía británico.

Pocos días después leíamos en la prensa que España ha sufrido un récord de asaltos cibernéticos desde China y Rusia contra cuatro ministerios y los  teléfonos móviles de algunos miembros del gobierno, en los mismos días que un macro congreso de ciberseguridad reunía a miles de profesionales, emprendedores, informáticos y empresarios en Madrid.

Es el riesgo de vivir en la red y para los directivos digitales supone un motivo doble de preocupación. Todos estamos expuestos a un horizonte nuevo lleno de riesgos y problemas y, sin embargo, sólo el 20% de los líderes empresariales europeos consideran la ciberseguridad una prioridad frente al 41% de sus homólogos en USA y el 30% en el resto del mundo.

Leer más…

LA EXCELENCIA Y EL FUTURO DIGITAL

El Club Excelencia en Gestión prepara su próximo Foro 2015 y he compartido con ellos un mensaje para los asistentes al encuentro. Creo que, como todos los años, va a ser una magnífica oportunidad para valorar la situación actual de nuestro país desde distintos puntos de vista y sectores. Y, como siempre, también una gran ocasión de intercambiar opiniones y compartir experiencias en un momento tan complicado como éste, con tantas incertidumbres que nos llegan desde cualquier lugar del mundo cualquier día.

“Los cimientos del nuevo crecimiento: Talento y Excelencia país” es el lema escogido para este año en un momento en que abundan las declaraciones y los mensajes positivos de recuperación económica y estaremos pendientes de ello para comprobar cómo evoluciona la situación.

Yo diría que, si una crisis es una oportunidad, ésta debería ser la enorme oportunidad de sentar esos nuevos cimientos que se plantean en los debates del Foro. Creo que en ese nuevo crecimiento que vislumbramos, las compañías y los directivos, debemos aportar lo que nos corresponda, y, en este momento, lo que nos toca poner encima de la mesa es la digitalización. La transformación digital no es el futuro, es el presente y ya está aquí en el internet de las cosas en nuestras vidas, en la industria 4.0 y en la gestión del Big Data, entre otras muchas cosas. Creo que adaptarnos a ese mundo digital es nuestro reto ineludible, es la base de esos nuevos cimientos, sobre todo porque no hay elección y porque nuestros competidores en todo el mundo así lo hacen. Todo ello implica innovación y modernidad, también talento, como se menciona en el enunciado de este Foro, y, claro está, excelencia, porque en un mundo tan nuevo hacen falta nuevas regulaciones para nuevas situaciones y riesgos.

Hoy, estamos manteniendo nuestros negocios actuales y abordando al mismo tiempo nuevos modelos digitales, y creo que ya muchas empresas y también instituciones en nuestro país han entendido el reto que supone poner en marcha los nuevos productos, nuevos procesos, nuevas habilidades directivas, y nuestros nuevos clientes cada vez más exigentes. El mundo digital es un escaparate y eso nos obliga a que esos cimientos sean más excelentes y transparentes.

Leer más…

MÁS PASEOS POR LA NUBE

Vamos a dar hoy algunas vueltas a la tecnología y la velocidad que alcanza. Y lo digo a propósito de dos tendencias en la gestión empresarial que van a determinar el futuro próximo de las compañías: la gestión del cambio y la innovación. Y es que aunque no parezcan tendencias muy novedosas, pues ya venimos hablando de ellas e integrándolas en nuestras organizaciones desde hace tiempo, lo cierto es que la diferencia viene determinada por la “velocidad” con la que tendremos que asumir esos cambios y con la que tendremos que diferenciarnos de nuestros competidores. En ambos casos, los gestores necesitamos las más novedosas herramientas para contar con nuevas funcionalidades, impulsar nuevos modelos de negocio, tener flexibilidad para futuras innovaciones y mejorar la excelencia en nuestras operaciones garantizando sostenibilidad y estabilidad, tal como nos demandan nuestros clientes y usuarios.

En la era de la tecnología y la innovación, de la creciente necesidad de conectividad y de acceso a la información, la gestión en SAP, el sistema de software creado para abarcar todos los sectores del negocio, es uno de nuestros puntos de referencia porque nos permite la planificación de recursos, y también porque marca tendencia por la innovación más puntera.

La gestión de ese software hoy se dirige a potenciar la nube y a que cada vez sea más accesible para simplificar el acceso y multiplicar sus posibilidades comerciales de modo que clientes y partners puedan interactuar y construir nuevas aplicaciones. Habrá más infraestructura centrada en in-memory, el sistema de base de datos en la memoria para las empresas, las cuales exigimos más rápido y fácil acceso a la información para poder tomar decisiones fiables e informadasIt enables users to have immediate access to right information which results in more informed decisions.. El uso de datos se carga en memoria de acceso aleatorio en lugar de los discos duros. La nube ofrece alta velocidad en el servicio de banda ancha y el consumidor y el proveedor encuentran información sin restricciones y un uso compartido de acceso a las funcionalidades. Su utilización facilitará los análisis predictivos para competir.

Leer más…