CIUDADES INTELIGENTES, CIUDADANOS DIGITALES

Los paseos por la ciudad ya no son lo que eran aunque a veces no nos demos cuenta. Si van a ser mejores o peores a partir de ahora quedará a gusto y criterio de cada cual, pero lo cierto es que nuestros pueblos y ciudades cambian a un ritmo vertiginoso para adaptarse al de las nuevas tecnologías.

Un paseo por el centro de una gran ciudad nos muestra que las compañías tecnológicas y las publicitarias ya han tomado posiciones para que los grandes anuncios interactivos de las principales calles usen tecnología de reconocimiento facial para identificar el género y la edad aproximada de los transeúntes que circulan delante de ellos con lo que pueden elegir mostrar el contenido más apropiado en cada caso. Por si fuera poco, algunas compañías trabajan también en unas carteleras sensibles de vídeo que detectan si el transeúnte las está mirando de manera que, si no es así, cambia de anuncio en otro intento por captar su atención.

En el paseo por esa ciudad digital con dispositivos electrónicos interconectados a través del internet de las cosas, habrá sensores que informen cuándo los contenedores y papeleras están llenos o que regulen el tráfico y el alumbrado que solo se activará al paso de los transeúntes. Algunos tecnólogos hablan también de que podremos disfrutar de olores que llegan y se transmiten a través de nuestros teléfonos inteligentes. Podremos parar en una pastelería y enviar un selfie que irá acompañado de un olor de pastel o de un olor de flores si paramos en una floristería porque científicos de Reino Unido, EEUU y Japón ya trabajan en dispositivos que electrónicamente pueden simular olores por una ruta determinada al cerebro. También podremos pedir un producto que necesitemos a un dron que vendrá sobrevolando sobre nuestra cabeza.

Una red de sensores interconectados permitirá supervisar el aparcado inteligente de los vehículos; enviar información de cómo, quién y cuánto se utilizan los parques públicos; localizar a gente mayor y con problemas de salud; o hacer todo tipo de trámites administrativos desde el Smart phone.

En ese paseo podremos disfrutar del trabajo de la red Ciudades visibles e invisibles, integrada en la European Urban Media Network for Connecting Cities, que se mueve para promover la circulación de contenidos artísticos y culturales en pantallas urbanas y mediafachadas, convirtiendo a las ciudades en plataformas culturales, sin influirnos que la red está al alcance de ciudadanos de Riga, Madrid, Sydney, Zaragoza o Linz. Las aplicaciones en la red con temática de arte llegarán a ser grandes suplantadoras de las visitas a los museos. En esta tendencia lógica de interconexión entre ciudades, Madrid será “ciudad visible” en 2015.

aeropuerttos2

Las ciudades inteligentes, estructuras híbridas, son ya una realidad por la conectividad y la eficiencia energética, y porque la tecnología se va entreverando en nuestra vida cotidiana y los ciudadanos en red somos ciudadanos en un entorno virtual donde un mayor número de personas tienen acceso a un mayor número de servicios y a una vida más fácil gracias a las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Y hablando de paseos, este video es un ejemplo de cómo se están construyendo algunas de esas ciudades del futuro: http://mobileworldcapital.com/es/articulo/751

 

 

 

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleGRACIAS POR EL APOYO A NUESTRA INNOVACIÓN.