DA LA BIENVENIDA A LA VR

 

Unos cuantos ciudadanos han jugado ya con Rafa Nadal al tenis. Algunas bodegas ofrecen a sus clientes no solo vino sino un viaje virtual por sus instalaciones y viñedos. Telefónica preparó para un aniversario su propio viaje virtual por su edificio más emblemático. En Siemens PPAL también utilizamos la realidad virtual para entrar en las futuras instalaciones de clasificación de nuestros clientes para ver cómo serán físicamente y su funcionamiento. Todo esto se hace a través de esas aparatosas gafas tan extrañas que podíamos ver en algunos congresos o en demostraciones de nuevas tecnologías y que ya nos resultan familiares. Ahora son dispositivos de realidad virtual mucho más asequibles porque la VR (virtual reality) avanza a una velocidad que sorprende a los propios implicados en el sector.

Es una mezcla explosiva de la innovación más acelerada y las emociones. La tecnología, a través de ella, nos divierte, nos emociona, nos permite viajar y, desde luego, trascender de la realidad diaria. Pero es también un gran negocio que rompe moldes todos los días. En el sector, viven en efervescencia y parece un pilar de los negocios y de cualquier actividad que va a quedarse de ahora en adelante.

Sobre la velocidad a la que avanzamos, podríamos recordar que el avión tardó 68 años en ser mainstream, el teléfono 50, internet unos 7 años y Facebook tres, mientras que esta particular revolución en muy poco tiempo ha llevado a que se vendan ya diez millones de unidades de gafas y se calcula que en 2020 las ventas superarán los 40 millones de unidades.

Es curiosa la historia que a menudo se encuentra detrás de estas gigantescas operaciones y negocios. En este caso comienza con un joven de 20 años, Palmer Lucky, fundador de Oculus VR, que diseñó un software Kickstarter. En apenas dos años la vendió a Facebook por 2000 millones de dólares. Esas son las cifras que se manejan en este nuevo parámetro de la realidad y de los negocios. Un entusiasta de la electrónica que ya fundó un blog de la materia a los quince años y que de nuevo repite la historia del emprendedor que deja la universidad y desde su habitación con cuatro amigos crea el gran negocio.

Los analistas prevén que para 2020 la realidad virtual genere una facturación a nivel mundial de unos 26.500 millones de euros, así que la carrera entre las empresas que quieren liderar este negocio será dura. El estudio prevé que habrá 200 millones de hogares con, al menos, un dispositivo de este tipo en tres años. Las marcas lo tienen claro y ya han entrado de lleno en la VR y también las redes sociales. Apple, dicen los expertos, entrará de forma disruptiva en el negocio, igual que otros grandes ya lo han hecho como Amazon o Ikea. Es la tecnología más disruptiva que supone un gran cambio de formato y es virtual, como su nombre indica, pero se ha convertido en algo bien real cuando ya se aplica al retail.

 

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleMÁS Y MÁS COMPRAS DESDE EL SOFÁ