DEL MULTI CLOUDS AL DEEP LEARNING

Pocos días pasan sin cambios; sin que tengamos que asimilar novedades, nuevos conceptos, productos o servicios con los que la tecnología nos cambia la vida. El ritmo tecnológico nos mantiene en alerta de forma constante. Me pregunto, al comienzo de este 2018, si ya podemos hacer algunas previsiones de lo que nos vamos a encontrar; investigar un poco qué se prepara entre los tecnólogos que profundizan en este cambio de época que nos toca y en el que los clientes ya exigen, o exigimos, prácticamente cambios instantáneos. Entre otras cosas, porque sabemos que alguien nos lo podrá dar.

Comparto algunos conceptos nuevos que aseguran los expertos que ya están llamando a la puerta. Por ejemplo, el Multi-cloud; algo que las empresas empezarán a aplicar de forma mucho más intensa en el 2018 con lo que los negocios ganarán en velocidad, pero esa velocidad exigirá, a su vez, tener los conocimientos y la preparación para saber gestionar estas tecnologías. Son infraestructuras virtuales más sofisticadas y complicadas que requerirán importantes inversiones. Todo un mundo y un desafío el de las nubes públicas.

Menos novedoso, pero igualmente imprescindible, será mantener la Transformación digital que ha comenzado y que hay que optimizar para seguir ganando en agilidad y en competitividad. Seguiremos viendo negocios distintos que surgen de los anteriores negocios y con los que se ofrecen nuevos productos y nuevas experiencias a los clientes y, con toda seguridad, también veremos cambios radicales en las industrias, especialmente entre las que han pisado antes el acelerador de la Transformación Digital.

Podéis empezar a tener en cuenta el concepto de “Deep learning”, una disciplina que se refiere nada menos que al aprendizaje automático de las máquinas que se acercan a la percepción humana en algunos casos. Los más tecnólogos sugieren que se vislumbra cómo las máquinas pasan del aprendizaje automático al no supervisado; se imitan las estructuras del sistema nervioso.

Algo que nos preocupa a todos, la protección de nuestros datos que en Europa está regulada por la GDPR ((Regulación General de Protección de Datos de la Unión Europea). En mayo de este año, las compañías deberán haber regulado la privacidad de sus datos y lo contrario conllevará multas importantes. El horizonte que la tecnología abre sobre la protección de la intimidad y la privacidad y la utilización de datos personales de clientes es muy complicado y muy exigente y las instituciones nacionales e internacionales se han puesto a ello, pero surgirán muchas derivadas que habrá que regular; es un cambio de orden que debe combinar libertad y protección de dimensiones importantes.

La ciberseguridad y sus imprescindibles inversiones se da por hecho como una de las prioridades de este año 2018. No hay más que leer los periódicos todos los días para sentir que los ciberataques nos rondan como ciudadanos o clientes. Según IBM, la producción de datos es de 2.5 quintillones de bytes por día y controlarlos absolutamente parece una tarea francamente difícil. Cuanto más novedosas sean nuestras tecnologías y más avancemos en ese sentido, más riesgos tendremos que controlar.

La realidad aumentada, la virtual y el Iot seguirán siendo importantes fuentes de negocio en este 2018 y seguiremos hablando de ellos como de los nuevos perfiles de directivos que deben asumir nuevas habilidades.

 

 

 

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleEL VÉRTIGO DE LA LOGÍSTICA