DIGITALES, EXCELENTES Y VICEVERSA

 

logistica4-08

Todos los días gestionamos o nos divertimos con esos nuevos conceptos que se han instalado en nuestras vidas: Big Data, realidad virtual, realidad aumentada, cloud computing, Internet of Things ya son parte de nuestro vocabulario cotidiano y unos más y otros menos se manejan en su trabajo o en su ocio utilizándolos de la mejor manera. Pero en nuestras compañías, ahora, deberíamos plantearnos cómo entramos en una segunda etapa de esta nueva realidad digital, la de gestionarla con Excelencia.

Tendremos que saber rápidamente utilizarla en nuestras empresas de manera que esa nueva tecnología unida a la Excelencia nos haga los más competitivos. Estas dos tendencias, la Excelencia y la digitalización, que afectan ya a todos los negocios y sectores, nos proponen una gran oportunidad y tenemos que saber gestionarla y controlarla.

Precisamente en nuestro sector de la logística, la transformación digital comenzó hace ya tiempo y todos hemos podido comprobarlo cuando compramos on line y cada vez más rápidamente nuestras compras llegan a tiempo.

Es un sector, el de la logística digital, que evoluciona a alta velocidad. Desde la robótica hasta la digitalización de la cadena de entrega, los avances cambian cada día. Pero no nos ciñamos a un sector; tengamos en cuenta, además, que nos encontramos en la tercera digitalización, en la industria 4.0, en el tiempo de la conectividad, y eso alcanza a todos los sectores y a todos los niveles de la organización. Alcanza al nivel de producto, de procesos, de personas, de toda la compañía en general y, por tanto, hay que abordar la digitalización desde la estrategia. A través de liderazgo y estrategia llegaremos a todos los puntos de la compañía. Y desde esa estrategia, si realmente perseguimos la Excelencia que nos haga competitivos, debemos tocar la cultura, los procesos, la visión…

La Excelencia nos permite afrontar los cambios tecnológicos, su gestión en todos los ámbitos de nuestra organización, desde un punto de vista holístico y nos facilita un liderazgo ágil y flexible, un liderazgo con una visión de la tecnología aplicada a la estrategia. En la estrategia y la Excelencia incluimos la innovación porque sin ella ninguna organización hoy en día puede apostar por la competitividad, Todas las áreas y los procesos fundamentales de nuestra organización están afectados por la innovación y digitalización y hacen imprescindibles la creatividad, agilidad en la gestión, liderazgo con visión, inspiración, éxito al fomentar el talento de las personas, desarrollo de las nuevas y antiguas capacidades de la organización.

Hay, por tanto, una clara relación entre Excelencia y digitalización desde distintos enfoques. La transformación digital no solo se consigue con la tecnología, se necesita esa estrategia. Y la estrategia es inseparable de la Excelencia en la gestión de cualquier organización. Excelencia y digitalización casan muy bien porque la Excelencia, y especialmente el Modelo EFQM de Excelencia, como pude exponer en mi ponencia ante el último Foro de EFQM en Milán, te facilita un marco que engloba toda la actividad de la compañía, los planes de acción, la gestión de la compañía… todo termina ordenado en un único marco.

Sugiero, finalmente, una posible puerta que abrir: un perfil del Director de Excelencia podría ser la bisagra de toda l

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleLA BÚSQUEDA DEL NUEVO DIRECTIVO