DIRECTIVAS DIGITALES, ES EL MOMENTO

 

Comparto hoy en este blog mi último artículo en la plataforma Womenalia sobre el reto digital para las Directivas  y las competencias que supone

Me gustaría hoy aprovechar este blog para lanzar una propuesta e invitar a todas las lectoras, y por extensión a todas las profesionales y directivas, a formar un colectivo de Directivas Digitales porque creo que es el gran reto y la gran oportunidad que nos está planteando nuestro tiempo y nuestro entorno.

Cuando buscamos colaboradores y directivos en nuestras compañías, buscamos talento y también cuando se interesan por nosotras, buscan el nuestro y me gustaría llamar la atención sobre el talento necesario en la gestión digital ya que, como escribía hace unas semanas, vivimos en plena Transformación digital, un fenómeno que no es moda pasajera. Está aquí para quedarse mucho tiempo y quien quiera acceder a una carrera directiva o profesional tiene que adaptarse a ello sí o sí.

En el futuro cercano y a medio plazo, los directivos tendrán que afrontar la transformación digital de sus compañías para ser competitivas y mantenerse en el mercado, y esos líderes deberán, por tanto, tener las competencias necesarias y adecuadas para hacerle frente. Deberán saber cómo diseñar, ofrecer y producir nuevos productos y servicios determinados por las nuevas tecnologías. Y para ello hay que dominar las competencias directivas adecuadas a la era digital.

Por concretar algunos aspectos de esa marea que se nos ha venido encima, las directivas digitales tendremos que dominar las áreas del Big Data, de la Industria 4.0, de las Smart cities y del Internet de las cosas por mencionar cuatro campos absolutamente imprescindibles y que están ya en plena efervescencia.

A través del internet de las cosas deberemos saber cómo se realiza la conexión de las cosas entre ellas y con las personas que nos permite ofrecer servicios nuevos, además de cambiar las relaciones laborales. La industria 4.0 es un mundo fascinante, rodado ya en Alemania, donde gracias a ese internet se conectan personas, procesos y máquinas y se abre el paso a fábricas inteligentes y sostenibles que nos permiten reducir costes y personalizar los productos y servicios que ofrecemos al cliente de forma inimaginable hasta hace poco tiempo ya que estamos en la Era del Cliente.

En nuestras ciudades del futuro, se establecerán millones de conexiones inalámbricas para facilitar servicios inteligentes a los ciudadanos y permitir la sustitución de actividades físicas por otras virtuales lo que supondrá enormes reducciones de gastos en las ciudades que en el 2050 albergarán a más del cincuenta por ciento de la población mundial.

mobile-phone-426559__180

Las Directivas Digitales deberemos estar preparadas para conocer Big Data y sus posibilidades de acumulación de información porque debemos sentirnos confortables en los entornos digitales.

En ese sentido creo que podríamos definir algunas cualidades necesarias de la nueva Directiva Digital que deberá, por ejemplo, saber definir estrategias multicanales, organizar trabajos en entornos muy distintos porque trabajará en sedes geográficas en todo el mundo y con comportamientos culturales diferentes. Las DD necesitarán una gran capacidad de innovación y de gestión ágil de la innovación, tendrán la tecnología a su servicio para utilizar el teletrabajo lo que cambia la organización del trabajo personal orientado más a resultados, y también el trabajo en equipo. Las habilidades emocionales serán importantes para tratar con gentes que trabajan en distintos países y con las que no vamos a tomar café habitualmente ni tampoco entre ellas. Habrá que plantear ofertas muy interesantes a los clientes que ahora se mueven por la red para comparar opciones en todo el mundo. Tendremos que sistematizar el apoyo a los colaboradores para que ellos sean también digitales y, dominando las nuevas situaciones, puedan ser proactivos. Nos perfilaremos como candidatas a ese puesto de Chief Digital que empieza a ser frecuente en las compañías y crea nuevos procesos en la organización más allá de pasar los actuales a un soporte on line. Además de estar activas en las Redes Sociales, apostaremos por ser transparentes en nuestra gestión porque la red es un enorme escaparate.

Curiosamente, con todo lo que supone de reto y de adaptación, parece que todo este ecosistema nos resulta cómodo porque, si las mujeres sólo ocupan el 5% de puestos de CEO, en el sector del comercio electrónico es del 12% y, además, las decisiones de compras de las empresas corresponden en un 80% a mujeres.

No perdamos de vista que el reto digital es nuestra oportunidad.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleUN FUTURO SIN LÍMITES