E-COMMERCE, EL COMERCIO VUELA

Una revolución pacífica se va a instalar en nuestras costumbres sin que apenas nos demos cuenta. Se llama e-commerce y lo impulsa la tecnología. Un hábito tan cotidiano y necesario para todos como comprar, se va a transformar por la gran revolución digital que llega a nuestra vida.

Los llamativos drones que podrían hacer entregas en 2015, según ha anunciado Amazon, son un ejemplo más de esa innovación en la que los players buscan la revolución en este mercado. La innovación no lo será sólo de tecnología o de apps que permitan la movilidad y trazabilidad del producto, sino también la innovación en la gestión, en sus procesos y en los servicios. Por eso, cada vez más, encontramos que grandes compañías hacen inversiones millonarias en algo tan fundamental como la automatización en la cadena de valor de la logística consiguiendo la optimización y agilidad de todo el proceso.

Y también encontramos innovación en la puesta en marcha de todo tipo de servicios para el consumidor, explorando en nuevas vías que ya no buscan sólo la satisfacción del cliente, sino el “engagement” hurgando en sus emociones para diseñar servicios que sean verdaderas experiencias para el cliente. Ejemplos hay muchos y cada vez más. Si una empresa como Rakuten está promoviendo una experiencia en Tokio para dar servicio de entrega al cliente en cualquier punto de la ciudad en un plazo aproximado de dos minutos, es porque el e-commerce es esa revolución que ya está aquí. Por la misma razón que Amazon ha instalado taquillas de recogida en el metro de Londres.

Es un buen momento para el comercio on line. La crisis está pasando de largo para este sector que ocupa a más de 200.000 personas y es probable que se alcancen las 500.000 en el año 2017. España se ha incorporado tarde a este mercado pero la tendencia al alza es sostenida. Un estudio de EAE Business school afirma que los españoles han aumentado sus compras en la red en un 50% en los últimos cinco años mientras que el resto de Europa ha sido de un 43,33% y en la zona euro un 38,71%. En la actualidad hay quince millones de compradores en nuestro país y el sector crecerá un 18% en 2017.

Una revolución cotidiana en la que influirán factores como la energía, los precios de las materias primas, la tecnología y el desarrollo político o los patrones de comercio y consumo por los que se estima que el comercio on line alcanzará el 40% del comercio total en Europa y un 30% en los países emergentes. Los comercios incrementarán el pago con móvil y la promoción en las Redes Sociales, así como la venta on line será la única línea de distribución que aumentará de modo significativo en las empresas.

Y las mujeres parece que tendremos un papel protagonista en este sector porque el 80% de las compras de las empresas son decididas por mujeres y un 89% de las mujeres profesionales se decantan por este tipo de operaciones.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleEL TALENTO DORMIDO (MUJERES Y CIA)