EL VÉRTIGO DE LA LOGÍSTICA

Vivimos en la fiesta de las compras por internet. Tanto para los compradores -qué riesgo para los compradores compulsivos- como para las empresas que se encuentran un horizonte de millones de potenciales clientes por todo el mundo. Pero hay que alcanzarlos, y eso se logra con una logística sometida a enlazar una revolución tecnológica con otra y que, además, debe tener en cuenta los posibles riesgos a los que debe hacer frente para que su negocio tenga éxito. La reciente campaña de Navidad, como otras campañas como el Black Friday, ponen a prueba la capacidad de respuesta de cualquier empresa de logística.

Según un reciente estudio de Pwc, algunos sectores de negocios on line muestran muy baja rentabilidad porque, aunque las posibilidades que se abren para cualquiera que quiera lanzarse a esta actividad son enormes, a menudo no se tienen en cuenta los riesgos potenciales cuando tiene que rematar su negocio con la parte relativa a la logística. La logística está al final del proceso de ese negocio y al final de la explicación de por qué un negocio on line es rentable o no.

Pero en la logística hay un factor clave: la logística solo será rentable si se realizan inversiones en tecnología y con un volumen importante en el nivel de automatización de sus instalaciones y de la tecnología punta que aplican. Todo ello servirá para anticiparnos al fallo y para evitar la caída de los sistemas en fechas críticas de sobre-demanda la cual provocaría el colapso en los centros y acabaría afectando a los clientes en fechas tan especiales y críticas como las Navidades u otras grandes campañas (Cyber Monday, Singles Day…).

Otro factor importante: la logística inversa, la que crece por el aumento exponencial de devoluciones y cambios que piden los clientes cada día más exigentes. Debe ser tan importante como el primer envío. En Siemens PPAL contamos con soluciones como el Dock&Yard que ayudan a esa planificación y control digital de toda la cadena de suministro consiguiendo la eficiencia y optimización de los procesos de los operadores o de las compañías que tienen unos procesos logísticos de enorme peso como son las compañías de distribución, etc.

La logística hoy en día no es fundamental solo para las compañías del sector sino también para aquellas empresas en las que la logística es un proceso fundamental de su negocio, y también para compañías tanto de venta offline como online. Algunos datos del informe citado anteriormente se refieren a que el porcentaje de empresas rentables on line, o la parte on line de un negocio completo, es de un 10% en alimentación o menos de un 50% en moda. En realidad, el sector de que se trate no importa demasiado puesto que en todos hay que tener en cuenta previamente los riesgos; y, además, actualizar constantemente la aparición de otros nuevos lo que se puede hacer siempre con las inversiones adecuadas en tecnología. Sectores tan golosos para los hackers como puede ser el retail o el de viajes por los datos y la información que mueven, tiene que plantearse ese desafío.

Hoy en día la logística se ha convertido en un “must” en todos los negocios. Debemos invertir una parte importante de los presupuestos en este proceso tan crítico y, además, debemos vigilar sistemáticamente que se encuentra en el estado del arte y en la vanguardia en lo que a tecnología y digitalización se refiere. Esto es lo que permitirá a todo tipo de organizaciones tener un elemento diferenciador y no ser arrollados por otras compañías de todos los sectores que han sabido distinguirse e incluso transformar con éxito su modelo de negocio (Inditex, Amazon…).

Finalmente, otra consideración; Los responsables del diseño de entregas no pueden estar al margen de lo que está ocurriendo con las ciudades, con su crecimiento de población y con la liga de las Smart cities. Más de 200 ciudades pujaron por captar la inversión de 5000 millones de dólares de Amazon para instalar su segundo cuartel general. Las ciudades están cambiando por la demografía y la tecnología y ya compiten por ofrecer las mejores soluciones de calidad de vida, los mejores servicios en unos entornos donde avanza el teletrabajo, las personas cambian sus hábitos de vida respecto a su residencia y su lugar de trabajo y la flexibilidad es cada vez mayor.

Las grandes empresas de logística necesitarán puntos de entrega más numerosos, nuevos vehículos más ligeros y adaptables a las nuevas estructuras de tráfico y de movilidad, una red que permita no tener en cuenta la presencia en el domicilio a la hora de fijar las condiciones para el cliente o minimizar el impacto de las devoluciones.

Es decir, los riesgos potenciales en logística son elevados, pero no impactarán nunca lo suficiente como para frenar el comercio electrónico y la revolución constante del sector. La automatización y digitalización se convierten en aliados estratégicos clave para enfrentarse a grandes desafíos logísticos y superar con éxito las expectativas crecientes de cada campaña.

 

 

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleCONSEJOS A TODO RITMO