EN LA TORMENTA DE LAS REDES SOCIALES

Hace ya algún tiempo que todos dedicamos tiempo a nuestros nuevos perfiles, los que hemos definido en las Redes Sociales. La potencia de la red y de la tecnología ha irrumpido a través de ellas en nuestra esfera privada y también en las empresas y me gustaría comentar hoy por qué se han convertido en una tormenta, en un fenómeno que arrastra muchas cosas a su paso dentro de nuestras organizaciones.

Las Redes Sociales son un efecto inseparable de la transformación digital de las empresas y, por tanto, deben formar parte en este momento de las estrategias de las compañías. En un primer momento,  hubo algunas  que no aceptaron plenamente este protagonismo y llegaron a bloquear su utilización a sus empleados por el temor a que la competencia tuviera mucha información de la organización o porque los competidores detectaran dónde se encontraba su talento o, simplemente, porque era una novedad difícil de controlar y podía suponer una pérdida de tiempo laboral de los empleados.

Pero este miedo al “medio social” es absurdo por incontrolable y en este momento debemos “resetearnos” para utilizarlo a nuestro favor y pasar a ser proactivos situándolo dentro de nuestras estrategias. Debemos controlar esta tormenta y no sentirnos arrollados por ella. Conviene que, guiados por la tecnología y en plena transformación digital, dirijamos hacia Social Media y movilidad nuestra inversión.

Hay departamentos de nuestras empresas en los que las RRSS llegan a ser un colaborador más, aunque haya que manejar ciertas particularidades. Los departamentos de Recursos Humanos, por ejemplo, en el área de recruitment, son de los que más se han beneficiado por el uso de las redes sociales. La irrupción de éstas supone también una nueva forma de trabajo condicionada por la movilidad y la flexibilidad; y nuevos perfiles laborales, como el analista de datos, a quienes les espera un gran futuro. Por otra parte, algunos expertos ya vislumbran un cambio radical en el área de atención al cliente. Imaginemos que como cliente te comunicas de modo personalizado y directo con la empresa a través de una red social. ¿Qué ocurriría con los Call Center o con los departamentos de Atención al cliente?

Las_redes_sociales

Las RRSS profesionales en estos momentos ya desarrollan aplicaciones específicas para distintos departamentos,  para pymes, para selección de personal, para marketing, entre otras muchas y con todas ellas profundizan su presencia en la organización, en sus procesos, y se vuelven imprescindibles para reducir costes mientras favorecen la consecución de objetivos. Algunas han puesto en marcha herramientas para conectar a los trabajadores entre ellos lo que les permite estar al tanto de lo que ocurre en su entorno, lo que hacen sus compañeros o piden sus responsables; también sistemas de Business Intelligence para detectar tendencias y necesidades de los clientes; comunidades de clientes o plataformas de conversación e intercambio entre ellos; plataformas de formación o de compartir información de empleados;  sistemas de check in-chek out (control de movilidad de los empleados) o geolocalización. Son sólo algunos ejemplos ya en funcionamiento cuyo correcto manejo nos da una “data” enorme sobre clientes y potenciales negocios. Además, son un área de trabajo imprescindible para el autónomo o frelance, una figura que aumenta imparable en el mundo empresarial y para los que una red social es su lugar de trabajo.

Hay que abrazar esta tormenta.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleEN LA NUEVA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL