EN MEDIO DE UNA CIBERGUERRA

ciberataques

Es la guerra y no nos enteramos muy bien de que estamos en medio de ella. Una guerra que supondrá 150 millones de ataques a lo largo de este año 2017. Nos afectará a muchos de los usuarios de la red, en nuestra actividad personal pero también, sin duda, en la vida de nuestras empresas. La competencia más feroz se libra hoy en día en la red y los ciberdelitos están a la orden del día hasta alcanzar esos 150 millones en este año.

Según un informe de Panda Security, los ataques de amenazas que se consideran desconocidas han crecido nada menos que un 40% en el segundo trimestre de este año. Es evidente que los delincuentes informáticos han pasado, en cierto modo, a formar parte de nuestros equipos cotidianos, aunque sean invisibles, y tenemos que hacerles frente porque causan daños millonarios. De hecho, se cifran las pérdidas en 1,95 billones de euros en este año.

Ya nos parece habitual contar con hackeos en las campañas electorales y en este 2017 nos hemos habituado a que las amenazas sean globales, no tanto a tal o cual empresa sino a todo el mundo global que tanto nos gusta y tantos beneficios nos da gracias a la tecnología. Los expertos dicen que una de las principales novedades de los hackers, de ese “sector” que crece tanto, es que los ciberataques, precisamente, se han vuelto globales.

Hay grupos de hackers que han sacado a subasta las herramientas y la información de las grandes agencias de Inteligencia. Es decir, todos estamos desprotegidos. Por no hablar de la información corporativa que, saliendo a subasta, puede anular grandes proyectos de nuestras empresas. Hay un mapa global de ciberdelincuencia en el que trabajan las autoridades. Vivimos, compramos, nos relacionamos en el ciberespacio y ahí se organiza la delincuencia porque somos muy vulnerables.

Por tanto, parece evidente que las inversiones en ciberseguridad se van a convertir en una de las partidas importantes en nuestros presupuestos como la de los profesionales con perfiles tecnológicos e informáticos que sepan monitorizar los sistemas de organización en tiempo real y detectar comportamientos sospechosos. Deberán ser los más rápidos de la empresa, los que se anticipan al ataque.

No se puede entender la lucha en el ciberespacio sin que ésta sea global, como la amenaza. No dará resultados sin que resulte de una alianza de los países, los gobiernos, las agencias especializadas y, a nivel empresarial, de las empresas en todas sus delegaciones nacionales o internacionales. Precisamente la Unión Europea publicó una Directiva sobre Ciberseguridad, en vigor desde julio de 2016, Directiva NIS (Network and Information Security), en la que se crean grupos de cooperación para intercambio de información, grupos de respuesta informática y se establecen requisitos en materia de seguridad.

También las empresas necesitaremos unos operadores esenciales de los que dependerá su funcionamiento cotidiano. Un nuevo perfil imprescindible en su funcionamiento cotidiano.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleVIVIENDO CON MILLONES DE PERSONAS