LA EXCELENCIA EMPRESARIAL DE HOY

A menudo he hablado de la Excelencia empresarial en este blog y lo he abordado desde distintos puntos de vista. Con la tranquilidad que dan las vacaciones, se puede obtener más tiempo para definir las cosas imprescindibles en la gestión de nuestras compañías. Hay algunos factores que se pueden enumerar para buscar el mejor conjunto de factores que llevan a la Excelencia.

En primer lugar, tengamos en cuenta que la Excelencia no es estática y tampoco llega de un día para otro. Siempre recurrimos a la palabra o a la fórmula Excelencia para hablar de los resultados obtenidos o de la apuesta deseada sobre cómo queremos dirigir y que funcionen nuestras compañías. Pero lo cierto es que es un término que puede dar lugar a ambigüedades o puede resultar difícil de definir porque unos inciden en un aspecto de la gestión y otros en otro muy diferente.

A menudo he hablado también de la aplicación del Modelo EFQM de Excelencia que difunde la Fundación de ese nombre desde Bruselas. Y en estos momentos resulta de actualidad porque el Modelo desde hace unas semanas se puede conseguir de forma gratuita (era un documento de pago) y porque la EFQM ha puesto en marcha una nueva versión, cambios con los que quiere apegarse a la realidad de las compañías y organizaciones que lo utilizan y que están condicionadas por las peculiaridades del entorno actual. Hay factores que predominan en este momento en las inquietudes de las organizaciones que apuestan por la Excelencia como la diversidad, la innovación la responsabilidad social corporativa y, desde luego,la transformación digital.

No se podría apostar por la Excelencia hoy en día sin tener en cuenta esta última porque establece una nueva relación con los clientes, con una distinta comunicación y conectividad; con los empleados, con las fórmulas de relación laboral; con la competencia; con los aliados… Es una comunicación diferente, condicionada por una innovación que no se detiene, que afecta a todos los procesos.

Una de las fórmulas más conocidas sobre qué es la Excelencia es “hacer bien lo que hay que hacer y hacerlo bien a la primera” y eso se aplica a todos los ámbitos de la gestión. Para ello necesitamos un Liderazgo claro y que apueste de forma clara por la Excelencia, una transformación digital bien enfocada, conseguir los resultados deseados, ser competitivo. Y siempre, tiene que ver con la mejora continua. Y también siempre será recomendable compararse con los demás porque si no lo hacemos perdemos las referencias.

La Excelencia se presta, como decía, a numerosas definiciones y aglutina diversos conceptos, la mayor parte de ellos ya están aquí mencionados pero también me gustaría reflejar la necesidad de conseguir una cultura de Excelencia en toda la organización, cultura que incluye una serie de valores, y que está asumida por todos los integrantes de la organización, cultura que se manifiesta en todos los procesos, en los retos que se presentan y en las decisiones que cada una de las personas de la organización debe tomar en algún momento. El reto principal es que la Excelencia nunca se alcanza.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleEL FUTURO YA NO ES LO QUE ERA