LA UNIVERSIDAD DE LOS DIGITALES

 

Ahora que el curso está recién terminado y vemos en televisión el ritual de todos los años de los exámenes de selectividad, el agobio y la angustia de muchos estudiantes que se juegan la carrera que van a comenzar al curso siguiente, no está de más recordar, y también recordarles, que elegir una carrera empieza a ser un proceso cada vez más complicado. El mundo digital ha llegado para condicionar la vida de los futuros profesionales, de las nuevas generaciones que se consideran nativos digitales y que, sin embargo, no están reflejando exactamente esa situación en la elección de sus estudios.

De sus estudios surgirán un buen número de sus capacidades, de su empleabilidad, de que puedan adaptarse adecuadamente a las exigencias del mercado laboral que se configura con nuevas competencias digitales, nuevos perfiles, nuevas relaciones laborales. El mercado de trabajo es otro, se ha transformado, y las universidades intentan adaptarse a tanto cambio ya que las empresas buscarán a aquellos profesionales formados en nuevas titulaciones. Algo que parece tan obvio, parece que no lo es cuando lees que sólo el 3% de los españoles está cursando su formación en el área del sector digital. Es una brecha demasiado profunda todavía. Porque las posibilidades de triunfar, de desarrollarse profesionalmente, se multiplican con las nuevas tecnologías y titulaciones para esta generación Z.

Quizá uno de los nuevos hábitos que habría que introducir entre tanto cambio sería explicar a futuros profesionales algunos datos de su propio entorno para que tomen conciencia y elijan de la mejor manera. Por ejemplo, que la Comisión Europea prevé que el desarrollo del Mercado Único Digital supondrá un impacto de 415.000 M€ en el PIB europeo hasta 2020; que la transformación digital puede tener un impacto de 1 punto de PIB hasta 2025, a la  vuelta de la esquina; que España está bien posicionada, según los datos oficiales de la Administración en Administración digital pero retrocede muchos puestos precisamente en este asunto del que nos ocupamos, en porcentaje de especialistas en nuevas tecnologías en las compañías y organizaciones.

Teniendo en cuenta que los nativos digitales dedican muchas horas a “vivir” en la red, podrían entender mejor sus posibilidades teniendo en cuenta que en la actualidad hay 3750 millones de personas conectadas.

Según datos del European Centre for the Development of Vocational Training, se prevé que, en un futuro próximo, el 90% de los puestos de trabajo requieran algún tipo de competencia digital y, sin embargo, el 45% de los ciudadanos y el 37% de los trabajadores europeos, tienen habilidades digitales insuficientes.

Escribía hace alguna semana en este blog que España vive la paradoja en Europa de liderar la  creación de empleo, pero ocupa el segundo lugar en desempleo juvenil en Europa y que la tasa de abandono de estudios tras la enseñanza obligatoria es casi el doble en España que en los países europeos y que en la actualidad se buscan perfiles con creatividad, idiomas, trabajo en equipo, movilidad, agilidad.

Hay mucha incertidumbre todavía sobre muchos trabajos nuevos que todavía están por desarrollarse, pero, ya que hablamos de elegir estudios para tener las habilidades adecuadas y ser empleable, habría que enfocarse a tener flexibilidad, competencias digitales, tecnología, y ser capaz de emprendimiento en la red.

Foto: Viktor Hanacek

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleLAS COMPRAS LLEGAN SOLAS