LAS COMPRAS LLEGAN SOLAS

  

Ya nos habíamos acostumbrado a los drones sobre nuestras cabezas y, sin respiro, tenemos que empezar a acostumbrarnos a que aparezcan nuestros paquetes solos. La nueva versión de la logística nos presenta las entregas a domicilio sin conductores, una nueva versión de la logística que hoy me gustaría comentar, para no sorprendernos cuando veamos un camión sin ventanas ni conductor trayendo nuestras compras.

Para ponernos al día en poco tiempo, decir que en octubre de 2016 un camión autónomo de Uber, recorrió casi 200 kilómetros entre Fort Collins y Colorado Springs (Colorado) con un cargamento de 45.000 latas de cerveza que debía entregar. Todos hemos leído noticias últimamente de las pruebas de vehículos sin conductor y lo más probable es que, en muy poco tiempo, serán una realidad cotidiana.

Pero el uso del vehículo autónomo es más general en el sector de la logística que el que vemos en el día a día. Va a ser habitual en todas las partes de la cadena de suministro: desde el uso en plataformas aeroportuarias en la pista de vuelo para los vehículos de asistencia en plataforma, en los centros logísticos con pequeños vehículos lo que optimiza la clasificación o en la última milla para la entrega de paquetes en ciudades…

Los gurús de este sector fechan en el año 2030 el momento en que será normal ver vehículos totalmente autónomos en las ciudades; también semiautónomos que se trasladarán de un parking a donde nos encontremos. Otras compañías mencionan el año 2020 para que veamos 200 de esos grandes vehículos sin ventanas ni conductores y con autonomía de 200 kilómetros.

Parece que generará una transformación importante en distintos sectores como, por ejemplo, a las autoescuelas. Ya hemos comentado otras veces que las nuevas generaciones tienen otra idea de la propiedad y que se comparte mucho más; tener en propiedad un coche no es algo imprescindible como hace unos años. Si se piensa bien te evitas gastos e incomodidades si utilizando tu smartphone tienes acceso a un vehículo autónomo.

Los cambios llegan rápidamente al reparto a domicilio con estos vehículos. Ya están en pruebas camiones o coches eléctricos sin conductor, los contenedores inteligentes, plataformas autónomas y adaptables…Veo en internet algunos de esos vehículos de aspecto fantasmal, sin ventanas ni lugar para conductores, de siete metros de longitud. Todo un cambio en el paisaje de nuestras ciudades donde los vehículos sin conductor y drones alternarán con camiones automáticos o robots con ruedas. Seguramente podremos seguir el rastro de todos ellos con aplicaciones adecuadas desde nuestro smartphone.

Todos esos vehículos autónomos van a transformar muchos negocios y generar otros distintos, aunque la tecnología tenga que ir perfeccionándose y mientras esto ocurre, también se plantean polémicas sobre si los coches autónomos podrán o sabrán tomar decisiones cuando haya que decidir ante un posible atropellamiento o accidente. Lo cierto es que es un camino sin vuelta atrás que valdrá la pena con toda probabilidad.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next Article¿LOS NUEVOS CUARENTA, LOS NUEVOS TREINTA?