LIDERAZGO DIGITAL, TECNOLOGÍA Y TALENTOS

Hay un reto que a los directivos se nos plantea de ahora en adelante. Un reto claro y muy interesante. ¿Cómo se afianza el liderazgo digital? Porque no es una pregunta retórica, ni la planteo al hilo de la moda de hablar del tsunami digital. Es una realidad para los líderes de todos los escalafones o departamentos de cualquier organización. Por eso, me gustaría hoy destacar dos aspectos de los que configuran nuestro futuro liderazgo digital: la tecnología y los talentos. Lideramos la transformación de nuestros negocios que nos impone la tecnología y, por tanto, las habilidades que requieren nuestros colaboradores para llevarla a cabo.

Algunos datos de un reciente estudio de Siemens nos recuerdan de forma muy gráfica a qué velocidad gestionamos hoy: el 90% de los datos en el mundo actual se han creado en los dos últimos años y todos sabemos que, hoy en día, los datos son moneda de cambio, valor imprescindible para cualquier compañía. Por otra parte, el 45% de los trabajos actuales pueden convertirse en tareas automatizadas con la tecnología actual. Robots e inteligencia artificial van a reducir desventajas competitivas con los países asiáticos con bajos costes de la mano de obra. Esa tecnología está de parte de las empresas en Europa y en España y se podrá recuperar algún terreno perdido.

Podríamos seguir desgranando datos que todos los días nos llegan de porcentajes, cifras, resultados de la aplicación de las tecnologías, pero ya debemos concretar ¿cómo inciden realmente en las tendencias laborales? Hay algunas muy claras como la más generalizada, la del trabajo a distancia y el aumento de las capacidades humanas y productividad porque tenemos que anticiparnos a los cambios en nuestros equipos en la medida que sea posible. Ya que no podemos prever todas las consecuencias de los cambios tecnológicos al momento, tendremos que adelantarnos en la formación de nuestros empleados, en la adaptación de sus habilidades, en la definición de nuevos roles. El liderazgo digital es el que se adelanta.

Y debemos adelantarnos a formar las capacidades y también, las habilidades. Ya he mencionado en alguna ocasión que el camino no es otro que una formación permanente. Precisamente sobre las habilidades y la forma de conseguir “ser siempre empleable”, ManpowerGroup ha elaborado un informe sobre “La Revolución de las Competencias”, revolución que conviene tomar en cuenta para, como digo, anticiparse.  Las de nuestros colaboradores serán imprescindibles para poder rediseñarnos y actuar de forma rápida en los cambios de mercado y en las exigencias de los cada vez más exigentes clientes. Tenemos que provocar y facilitar el aprendizaje y hacer entender que hay que abarcar nuevas habilidades y capacidades. Y eso es una responsabilidad del líder digital.

Algunos conceptos que quiero compartir y me parecen interesantes sobre cómo tendrá, finalmente, que actuar ese líder digital:  va a tener que manejar los talentos de los seniors y los de las nuevas generaciones y entremezclarlos, tanto los talentos tecnológicos nativos como los que deben tecnologizarse sí o sí. Deberá situarse al frente de esta revolución, entender algo de tecnología, entender y asumir la inteligencia colectiva y el trabajo en equipo, reconocer y dar feedback en el momento. Por supuesto, ser ejemplar. Deberá ser un provocador de proyectos y muchos de ellos disruptivos. No podrá dejarse arrollar por la realidad. Él está al frente.

Junto con el talento del futuro y el talento reciclado del presente debe conducir a su organización a la competitividad.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleFELICES Y EN LOS DESPACHOS