LOS NUEVOS COLEGAS

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Me cuentan que el robot Nao de la imagen fue el responsable de presentar hace unos días un evento celebrado en Madrid. A lo largo de la mañana, de vez en cuando, pasaba el relevo a una persona y se turnaba con ella para introducir a los ponentes de esa jornada. Podéis escuchar un pequeño fragmento en este vídeo.

https://drive.google.com/file/d/0BwBvvyANFgYRM2ZrbUVLb3FLREU/view

Parece lógico pensar que será cada vez más habitual encontrarnos con compañeros tecnológicos en muchas circunstancias cotidianas igual que ya están presentes en la industria 4.0 porque llegan con el tsunami digital a la velocidad del tsunami natural, a unos 800 kilómetros por hora. Una velocidad a la que, por otra parte, ocurren muchas cosas a nuestro alrededor como que se crean y mueran muchas empresas. Según un estudio de la Universidad de Darthmouth, en Estados Unidos, sobre el tiempo de vida de las empresas, las empresas nacidas antes de 1970 tenían 92% la posibilidad de sobrevivir su primer lustro, mientras que las que surgían desde el 2000 tenían un 63% de hacerlo. Se debe a que muchas de las nuevas compañías en la actualidad deciden centrarse en el mercado digital porque las nuevas tecnologías les abren perspectivas de modelos de negocio más flexibles, pero, precisamente por eso, son muy imitadas y muchas son suplantadas enseguida y corren el riesgo de desaparecer.

En España, la vida media de las empresas es de 9 años desde su creación, un año menos de la duración habitual de los contratos de franquicia. No me puedo aventurar a cuántos millones de puestos de trabajo van a desaparecer en los próximos años porque las cifras varían mucho y muy rápidamente, pero está claro que serán muchos. Pero para compensar esa realidad también hay muy buenas noticias sobre los cientos de miles de puestos de trabajo en nuevas profesiones que se van a crear y otras como los 500 millones de dólares que se han facturado en el año pasado en la industria de la realidad aumentada que, sin duda, seguirán creciendo.

Aunque ya compartamos escenario con un robot, no podemos dejarnos arrollar por esta realidad tan veloz y debemos controlar esa digitalización para que esté al servicio de la competitividad y, como he dicho en algunas ocasiones, el mejor camino para esa competitividad es la Excelencia. La gestión con Excelencia nos va a permitir los mejores resultados a medio plazo, nos va a dar una visión general de la empresa y, por ello, nos va a permitir integrar las nuevas tecnologías para abordar una digitalización completa, nos permite ser holísticos a la hora de gestionar y nos dirige a la Innovación para ser competitivos en nuestro entorno: también nos permitirá anticiparnos a los nuevos retos,  definir nuevos modelos de negocio, tener agilidad, ser sociales y globales, ser creativos, flexibles, mantener la mejora continua, buscar, gestionar y retener el talento.

En definitiva, la digitalización nos lleva al éxito y la Excelencia a mantenerlo.

 

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleORGULLOSOS CON EL PREMIO EJECUTIVOS