MI EQUIPAJE Y YO

equipajes

Estamos en pleno verano y todos vivimos días de viajes y, por tanto, de equipajes. En esta época, más que nunca, los aeropuertos se encuentran a rebosar y su capacidad de funcionamiento se pone a prueba. Los que nos dedicamos al transporte y la logística sabemos mejor que nadie que hay una parte de la cadena de funcionamiento en los recintos aeroportuarios, la referida al transporte de maletas y equipajes en general, que se tensa al límite.

El reto es cada año mayor porque, después de unos años de crisis económica que ha afectado al tráfico de pasajeros y al de maletas, finalmente el número de pasajeros vuelve a experimentar tasas de crecimiento. En el año 2014 se ha registrado de nuevo un récord en el volumen de carga y una subida del 5,4% en el de pasajeros.

De modo que insisto, nos encontramos con un reto importante para el que la industria y los agentes involucrados en la gestión aeroportuaria tienen una estrategia definida: otorgar a los viajeros un mayor control sobre sus propios equipajes. Se trata de personalizar el viaje también en este aspecto. El futuro pasa por ahí y será posible gracias a la tecnología.

Hace ya meses que contaba en este blog el proyecto pionero que Siemens junto con Iberia ha puesto en marcha en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid Barajas,  un producto de facturación integral desarrollado por mi equipo de SPPAL en España. Un novedoso sistema de auto facturación y entrega de equipajes por el cual el mismo viajero, de forma autónoma, puede obtener su tarjeta de embarque, sus etiquetas de equipaje, elegir asiento y entregar su maleta  a la cinta de equipaje.

Hoy, aproximadamente un tercio de líneas aéreas y aeropuertos ofrecen la posibilidad de autoetiquetar el equipaje. En 2017, a la vuelta de la esquina, con toda probabilidad el 97% de las líneas aéreas ofrecerán la posibilidad de controlar de forma actualizada la ubicación del equipaje a través del móvil durante todo el trayecto.

Los viajeros quieren más protagonismo, seguimiento propio del equipaje durante todo el trayecto y posibilidad de reclamaciones personales. Todo ello permitiría también aligerar el funcionamiento en las terminales para el embarque y facturación de los vuelos.

Los más innovadores, como Alaska Airlines, están ya apostando por la entrega de equipajes a domicilio. Hay nuevas fórmulas para llenar los contenedores con más antelación; nuevos depósitos de maletas más grandes que permiten ofrecer más flexibilidad a los pasajeros; aplicaciones que permiten conocer qué maletas se han extraviado y cuáles han llegado bien, y que permitirán al personal de aeropuerto controlar el equipaje extraviado desde cualquier departamento del aeropuerto.

Quien sabe, quizá todos estos avances den  mayor confianza de los viajeros en el destino de su equipaje de modo que cambie el aspecto de las cabinas y puedan tener más ventanas en lugar de maleteros. Son avances e innovaciones que me gusta ir compartiendo en este blog.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next Article¿Ceo y Community manager?