SIEMPRE SEREMOS ESTUDIANTES

 

He recogido en numerosas ocasiones en este blog cifras y estadísticas sobre la pérdida de empleos que traerán las tecnologías. Diría que son datos que varían constantemente, previsiones que cambian según se acelera la innovación tecnológica pero que hay que tenerlas presentes constantemente si queremos liderar nuestras empresas con éxito en esta revolución tecnológica. Hoy recojo previsiones del último Foro Económico Mundial el cual asegura que cinco millones de empleos se perderán hasta el año 2020, sobre todo por la  automatización. Y también recuerdo lo mencionado en mi post anterior sobre que el 75% de las profesiones del futuro hoy no existen todavía. Realmente, el escenario se nos presenta entre muy preocupante y muy estimulante.

En este escenario, aparece la adaptabilidad como la cualidad imprescindible para ser competitivos en nuestros trabajos, adaptabilidad para adquirir nuevas capacidades y habilidades, para saber encontrar el talento de otras maneras a las habituales, para saber componer equipos diferentes. O sabemos adquirir nuevas capacidades o no seremos empleables cuando la tecnología borre muchos de nuestros trabajos.

Por eso escuchamos cada vez más frecuentemente hablar de Aprendibilidad. Y también de Agilidad, como he mencionado en alguna ocasión. Primeros ejecutivos de grandes empresas españolas apuestan últimamente por la Agilidad como un ingrediente esencial para la transformación de las organizaciones. Una transformación que también es necesaria a nivel particular porque todos vamos a necesitar multiplicar nuestra capacidad de aprendizaje, nuestra Aprendibilidad. Necesitamos ser curiosos y ágiles porque las herramientas digitales aceleran el proceso de aprendizaje; porque tenemos acceso más fácil y rápido a nuevas capacidades independientemente de la edad y experiencia, porque el mercado se mueve muy rápido para exigir nuevas competencias.

En ese nuevo escenario de revolución de competencias, se abren paso siempre las habilidades tecnológicas y no nos cansamos de decir quienes nos planteamos cómo debe ser la gestión y cómo debemos replantearnos siempre la competitividad en este entorno digital, que esas habilidades tecnológicas serán la mejor opción para los que busquen su empleabilidad. Ya hay datos contrastados sobre que los trabajos para programadores crecerán un 18,8 % entre 2016 y 2024; y para los analistas de sistemas computacionales crecerán un 20,9%  mientras que los trabajos para especialistas en computación para estrategias de mercado crecerán un 18,6 %.

También debemos tener en cuenta que todo este escenario tan vertiginoso es, sin duda, un enorme reto para los dedicados a buscar, reclutar y fidelizar talento; los cazatalentos del siglo XXI podrían encontrarse con que ellos tienen que adaptarse a nuevos roles y dejar de ser buscadores de profesionales para pasar a ser buscadores de empresas para esos profesionales.

 

 

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleLIDERAZGO DIGITAL, TECNOLOGÍA Y TALENTOS