SIN MIEDO AL PASO AL FRENTE

Hace poco tuve que seleccionar a una persona para cubrir una vacante en mi equipo. Tenía muy claro que una de las ingenieras del departamento era la persona perfecta para el puesto pero enseguida caí en la cuenta que tenía un niño de un año, y, entonces, di por supuesto que no le interesaría el puesto y la descarté. Cuando un día me lamentaba de la situación, alguien me planteó ¿pero, se lo has preguntado? Una pregunta simple con una respuesta también sencilla, pero de mucho alcance, no se lo había comentado.

Cuando por fin lo hicimos, inmediatamente aceptó y pidió alguna fórmula de conciliación que hemos buscado entre todos. Así que, en mi misma empresa, y bajo mi responsabilidad he encontrado dos temas que mejorar: yo no había dado el paso de preguntar al dar por hecho que preferiría a su familia y ella no había levantado la mano para postularse para el puesto porque muchas veces las mujeres no nos exponemos o nos hacemos suficientemente visibles.

Recordé esta anécdota el otro día en el Primer Foro de Mujeres Directivas organizado por el periódico La Razón, inaugurado por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella y en el que compartí experiencias con Laura Redondo, Directora de Compras Corporativas de Grupo Cortefiel; Carmen Salamero, Directora de RRHH de España y Portugal de Sephora; Mar Turrado, Directora General de Toro Finance; Itziar Vizcaíno, Directora de RRHH de Metlife Iberia; Ana Villacañas, Directora General de Organización de FCC; y María Gómez de Pozuelo, Consejera Delegada de Womenalia.

Pie de foto: María Gómez del Pozuelo ItziarVizcaíno, Laura Redondo, Ana villacañas, Ana Botella, Carmen Salamero, Nerea Torres, Mar Turrado.

Pie de foto: María Gómez del Pozuelo ItziarVizcaíno, Laura Redondo, Ana villacañas, Ana Botella, Carmen Salamero, Nerea Torres, Mar Turrado.

 

Fue un encuentro muy interesante y estimulante, con diferentes opiniones y tonos sobre distintas cuestiones, en el que hablamos de desechar barreras culturales, de que las empresas incrementarían sus cuentas de resultados en un 18% si hombres y mujeres trabajaran juntos más a menudi, de lo positivo de os valores diferenciales que ofrecemos, de que la diversificación funciona y de la flexibilidad, como concepto, a la hora de organizar los RR HH frente al de la conciliación.

Yo, que soy partidaria de esa conciliación y flexibilidad, abogo por una sistematización a la hora de gestionar los RRHH, de generar mecanismos de promoción que tienen que ver con la formación y la innovación de nuestros colaboradores. Y por lo que respecta a las profesionales, nosotras mismas debemos terminar con las barreras culturales, con las autolimitaciones y buscar la corresponsabilidad aportando nuestros valores diferenciales a la organización.

Y sin miedos. Estamos muy lejos de incluir nuestros fracasos en nuestros curriculums como méritos, al modo que se hace en otros países para poner en valor nuestras iniciativas sabiendo que todo ello suma, pero hay que poner en valor la cultura del emprendimiento y del fracaso como palanca. Sobre todo, cuando tenemos que adaptarnos a cambios tan vertiginosos y profundos como los demográficos, las RRSS, las nuevas tecnologías… La tecnología nos da la oportunidad de colocarnos a tiempo y bien y también nos permite más flexibilidad. Aprovechémosla para no ponernos frenos a nosotras mismas.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleCANTERAS DE LIDERAZGO