UN CÓDIGO PARA CONCRETAR LA IGUALDAD


Una gran satisfacción compartir hoy una aportación concreta al talento sin género y al apoyo a las mujeres para alcanzar los puestos de Alta Dirección, Comités de Dirección y Consejos de Administración; creo que un paso importante porque pasamos de expresar deseos a contar con un Código de Buenas Prácticas para la Gestión del Talento y la Mejora de la Competitividad Empresarial. Un documento elaborado por “EJE&CON” y que hemos presentado en la sede de la CEOE.
Después de hablar a menudo en este blog de la igualdad de condiciones y de la apuesta por que las mujeres ocupen los mismos puestos en Consejos de Administración, hemos visto cumplido este proyecto que desde la Asociación de Ejecutivas y Consejeras hemos basado en cuatro grandes principios con diez recomendaciones concretas asociadas a cada uno de estos principios, además de un procedimiento de evaluación de los avances obtenidos.
Creo que la adopción de este Código de Buenas Prácticas, elaborado con la implicación personal de muchas personas y organizaciones, contribuirá a la mejora de la competitividad mediante la captación de talento femenino al frente de las empresas ya que está demostrado que la presencia de la mujer aporta rentabilidad, mejora resultados.
Satisfacción también porque hemos podido aglutinar a las organizaciones que se han implicado en este texto que confío en que de muy buenos resultados. Desde el ministerio de Empleo y Seguridad Social, Marina del Corral, secretaria general, nos ha dicho que la brecha salarial se ha reducido en España 4 puntos desde 2012, pero no es suficiente.
También quiero agradecer a La Fundación máshumano, que trabaja para fortalecer e implantar la conciliación de la vida familiar, personal y laboral, su colaboración y también que hayamos contado con el apoyo de la secretaria general de CEOE, Ana Plaza, que ha apostado por la concienciación y sensibilización, no solamente al mundo empresarial, sino a toda la sociedad en su conjunto, de la necesidad de promover el talento sin género, la igualdad de oportunidades que redundan en una mayor productividad y una mayor competitividad.
Este Código recoge las principales normas de aplicación en materia de igualdad y diversidad, explica cuál es el contexto corporativo, citando los últimos informes emitidos por reconocidas organizaciones empresariales e instituciones, repasa qué factores objetivos externos e internos de las empresas afectan a la igualdad profesional, y qué modelos de liderazgo demanda la sociedad actual inmersa como está en la IV Revolución Industrial.
En resumen, recomendamos cuatro grandes principios para todas las acciones; las organizaciones deben promover la igualdad de género desde el compromiso de la alta dirección; establecer mecanismos que fomenten la transparencia en la igualdad; favorecer el desarrollo profesional, promoción y reconocimiento del talento sin género y promover una cultura que fomente una relación equilibrada entre la organización y el individuo. A partir de ahí se trabaja para gestionar el talento.
Es nuestra aportación concreta y estoy segura que dará sus frutos.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleEN LOS MEDIOS PARA HABLAR DE COMPETITIVIDAD