Y EL AEROPUERTO SE CONVIRTIÓ EN CIUDAD

   

 

En varios de los primeros posts de este blog hablé de los aeropuertos del futuro; de los espacios aeroportuarios que iban a cambiar tanto que se iban a transformar para dejar de ser lugares de paso y convertirse en centros de ocio.

Y bien, la realidad ya nos ha atrapado. No hace falta viajar mucho por aeropuertos del mundo para comprobar que el de Adolfo Suárez-Madrid Barajas es uno de los más modernos y vanguardistas y que sus zonas de ocio despuntan en comparación con muchos otros igual que su volumen de pasajeros y su posición de enlace entre América y Europa.

Pero eso es solo una punta de lanza de lo que se prevé para este aeropuerto según el Plan Inmobiliario que ha presentado en Madrid el Ministro de Fomento y que es un auténtico reto para los que nos ocupamos de su logística.

En realidad, hablamos de una ciudad aeronáutica que incluirá las instalaciones aeroportuarias pero también será la sede de Aena, Enaire, un Museo Aeronáutico y de numerosas empresas que consideran ya que es un enclave adecuado para desarrollar su actividad desde ahí y con las instalaciones previstas. Para llevarlo a cabo se destinarán unos 3.000 millones y para hacernos una idea de lo que ocupará podemos pensar en una superficie de diez veces el Parque del Retiro.

Otros países también se han mentalizado de que deben aumentar su capacidad aeroportuaria como, por ejemplo, Turquía que proyecta el nuevo aeropuerto de Estambul para 200 millones de pasajeros; o el de México quiere pasar de 42 a 70 millones de pasajeros al año. Ambos entre los proyectos más novedosos. Y no se puede dejar de mencionar a la ampliación del aeropuerto de Dubai, que se construye con la mira puesta en la Expo de 2020, y que en los próximos años prevé un tráfico de 220 millones de pasajeros al año. Forma parte del Dubai World Central, una impresionante ciudad aeroportuaria quese finalizará en 2028 y ocupará 140 Km2.

Este aeropuerto pasará a ser un motor de actividad económica, un hub empresarial global, y ni que decir tiene que será un polo logístico importantísimo de última generación en el que se potenciará la carga aérea y la logística más tecnológica e innovadora. El proyecto presentado contará con parques con servicios logísticos integrales, truck center, servicios al transportista, puntos de control y seguridad, estacionamientos y oficinas de apoyo; naves de carga en primera línea y almacenes de distribución, así como industria ligera, biofarma y perecederos, entre otros.

De hecho, se multiplicará por diez la zona de hoteles, restaurantes, oficinas, empresas, y zonas de ocio que deberían dejar irreconocible al aeropuerto que todos frecuentamos ahora y en el que abundarán los transportes públicos y sostenibles.

Se podría decir que se pone en marcha un proyecto aeronáutico que puede ser un dinamizador económico de la región y situar a Madrid en un lugar destacado en una liga de aeropuertos modernos por su logística, innovación, conectividad y creatividad.

El Aeropuerto del futuro se asoma por aquí.

CEO en Siemens PPAL, España (empresa independiente dedicada a Soluciones Logísticas para Postal, Paquetería y Aeropuertos); Presidenta de EJE&CON “Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras” y Miembro del Consejo de Administración de la organización internacional EFQM (Fundación ubicada en Bruselas con la finalidad de impulsar la Excelencia y Competitividad de las organizaciones y compañías europeas). Comencé mi carrera profesional en el año 97 en el Área de Calidad de Airtel.

Next ArticleSOBRE SI SOMOS COMPETITIVOS